MUSICA A 2 RUEDAS: El Show debe continuar (casi siempre)

Escrito por Dani Matute el . Publicado en Kustom Kulture

1610098968784
Música a 2 ruedas - Este 10 de septiembre, super7moto iba a acudir al concierto de los Rage Againts The Machine en Madrid. Como ya sabéis y si no, os lo estamos contando, la banda norteamericana ha cancelado sus fechas en Europa por una lesión de su cantante, Zack De la Rocha, que le ha obligado a dar sentado los conciertos contratados en su país de origen. Los rumores dicen que sufrió una rotura del tendón de Aquiles en el segundo concierto de su gira, en una frenética interpretación del “Bullet in the head”. En definitiva, que nos hemos quedado sin disfrutar en nuestro país de los RATM.

Esto nos ha hecho recordar otros artistas que, a pesar de alguna lesión más o menos grave, han dado sus conciertos.
El caso más reciente, el de Tommy Lee, extravagante batería de los Mötley Crue que, pocos días antes del comienzo de su gira de reunión este verano del 2022 junto a Deff Leppard, Poison y Joan Jett, se cayó por las escaleras de una casa de vacaciones que había alquilado en Nashville para cargar pilas antes del tour y se rompió cuatro costillas. A pesar de ello, Tommy Lee comienza los conciertos y, cuando ya no puede más, deja las baquetas a Tommy Cufletos, de Ozzy Osborne. Con su sorna habitual, en alguno de ellos reparte costillas de cerdo y cervezas entre las primeras filas.



Famosa es la ocasión en la que Dave Grohl se rompió la pierna en pleno concierto de Foo Fighters en Goteborg en 2015 al caer del escenario. Fue evacuado al hospital, le escayolaron y volvió a terminar el concierto sentado en una silla ante el estupor generalizado.



Ah, se nos olvidaba algo importante: para el resto de la gira, le construyeron un trono hecho con guitarras para darlo todo desde allí.
dave grohl lesion ha fortalecido los foos
En septiembre de 1987 Bono se dislocó un hombro en un concierto de U2 en Washington. En los siguientes conciertos apareció con el brazo en cabestrillo e inmovilizado.



James Hetfield sufrió un accidente con la pirotecnia en un concierto de Metallica en Montreal, en 1992. La gira prosiguió con el técnico de sonido John Marshall en la guitarra y Hetfield escayolado y dedicándose sólo a la voz.



En marzo de 2006, Richie Sambora se rompió el hombro izquierdo antes de su gira japonesa con los Bon Jovi. Para no cancelarla, Richie salió cada noche a escena con la guitarra colgada de su hombro derecho, con los problemas que ello implicaba, sobrellevando el dolor a base de analgésicos de los que se hizo adicto, teniendo que someterse a tratamiento de desintoxicación al año siguiente, todo sea dicho de paso (quizás era adicto a alguna sustancia más). La gira salió adelante gracias al guitarrista de apoyo Bobby Bandiera.
denise richards2 3140374c1ab245a3b126c639a6ed274c
Chester Bennington, de Linkin Park, se rompió la muñeca en 2008 al caerse en pleno concierto tras saltar desde la plataforma de la batería hasta el escenario. No se canceló ningún bolo posterior a pesar de los dolores que sufría el malogrado cantante americano. En el 2015 sí que tuvieron que anular la gira en la que estaban inmersos por una rotura de tobillo que necesitó operación: jugando al basket Chester hizo un mal movimiento y se cancelaron los 16 shows restantes.





Layne Staley, de Alice in Chains, y su intensidad en las actuaciones, apenas se vio resentida cuando salió a escena en silla de ruedas tras romperse la pierna izquierda.



La gira de reunión de Guns & Roses en 2016 no comenzó con buen pie: Axl Rose sufrió la rotura del suyo en el primer concierto. Al igual que en el caso del bueno de Zach de La Rocha, comentó que “esas son las consecuencias de hacer algo que llevabas sin hacer 23 años”. Pero no sólo dio todos los conciertos de esa gira con su escayola. Para esos conciertos, utilizó el trono de Dave Grohl, que se lo prestó gustosamente para esas fechas, pues él ya no lo necesitaba.



Pero no sólo con los Guns. También apareció de la misma guisa cuando se encargó de sustituir a Brian Johnson en los conciertos de AC/DC de ese ajetreado año para Axl.



En nuestra memoria colectiva todos tenemos la imagen del mastodóntico rey del blues, B.B.King dando sentado sus conciertos en las últimas décadas de larga carrera, pues la edad y el peso no le permitían aguantar en pie tanto tiempo. Y a fe nuestra que sus conciertos eran muy divertidos y conseguía la implicación de todo el público.



Pero, sin lugar a duda, el mayor exceso de un cantante en detrimento de su salud para cumplir con sus obligaciones (contractuales y sobre todo, con su público), lo realizó un nacido en Tudela Veguín, Asturias. José Celestino Casal Álvarez, más conocido como Tino Casal, sufrió un esguince en su concierto de la sala Pachá de Valencia, en medio de la gira de presentación de su disco Hielo Rojo (sí aquel que contenía el éxito “Pánico en el Edén”) en el año 85. Desoyó los consejos de los médicos y continuó con aquella gira, automedicándose a conciencia con antiinflamatorios y analgésicos (codeína por un tubo). Esa intensidad con la que vivía su vida y entendía que debía brindar a sus seguidores le pasó factura. Terminó siendo ingresado en un hospital por una necrosis producto de una descalcificación en la cabeza del fémur, llegando a temerse por su vida -recibe incluso la extremaunción- por su extensión renal. Su convalecencia fue larga y dolorosa, dejándole una cojera para el resto de su vida (pocos años, la verdad) ¿Quién no se acuerda de su bastón interpretando su mega éxito, “Eloise”?



Larga vida a la música y a los artistas.

Artículos relacionados