¿Muy viejo para el Rock & Motos?

Escrito por Dani Matute el . Publicado en Kustom Kulture

paragrapharticle 65720 582d998e447b7
Música a dos ruedas- ¿Te crees joven porque vas a conciertos de Iron Maiden, Metallica o AC/DC a 90 euros la entrada? Eso es, salvando las distancias, más o menos lo mismo que hacían nuestros padres cuando iban a ver una revista con sus vedettes o acudían a una actuación de Raphael. Y seguro que no pensabas que fuese algo de jóvenes. Ellos su música y nosotros la nuestra. Sin más. (Sigue leyendo)

Sin embargo, hace algún tiempo presencié eso tan manido de que la juventud la llevas por dentro. Es una actitud. Rock and roll actitud que diría Loquillo.



Tuve la fortuna de poder acercarme a un concierto en la sala El Sol de un grupo inglés llamado The Brew. Es fácil decir que The Brew suenan a hard rock clásico de los 70. Sí, a todos les viene Led Zeppelin a la cabeza, aunque yo añadiría a la coctelera Soundgarden, Alice in Chains, incluso con pinceladas de Rage Against the Machine y The Black Keys. Pero creo que son mucho más. Son un puñetazo en la nariz, y más en directo. Decir que Jason Barwick es un gran guitarrista y cantante es quedarse corto. Y la base rítmica del grupo, Tim y Kurtis Smith, son de armas tomar. Tim y Kurtis son padre e hijo. Si no fuera porque el tiempo marca la piel, no sabríamos decir cuál de los dos es más joven. Si no habéis descubierto a este grupazo que con tres componentes suenan a banda grande y nutrida, estáis perdiendo el tiempo, de verdad.



Pero no, no me refería al bueno de Tim Smith al decir eso de la juventud está por dentro. Esperando a que abriesen la puerta del garito, coincidí con un grupo de, “puretas”, como decíamos antes. Más que yo, claro. Pongamos que ya ninguno cumpliría los cincuenta y cinco. Y habían quedado allí porque uno de ellos descubrió a The Brew en youtube y pensó que era una excusa perfecta para quedar con sus amigos: un grupo de rock más o menos nuevo, jóvenes, cañeros y divertidos. Y a todos les pareció una idea genial a pesar de que casi ninguno conocía al grupo. Pero, qué cojones, así es el Rock and Roll. Con unas cervezas frías y a disfrutar de la música en un garito con los colegas. Y siendo un día entre semana, más mérito aún. Y me dije a mi mismo: tronko, yo quiero hacer esto cuando llegue a ese futuro no muy lejano de edad avanzada.

Y al poco tiempo, en otra situación, rodeado de motos y moteros, también pensé lo mismo: yo quiero ser así. Me presentaron a Mefisto, setenta años, fundador de Los Ángeles del INSERSO, con su Victory Octane porque es más manejable que el trasto que llevaba antes. Y quedándose con todo el mundo por la insultante juventud que emanaba de él.

No hay edad para la Rock & Motos actitud.

Artículos relacionados