Kawasaki Versys 1000 : El asfalto desde una trail - Segunda opinión

Escrito por Tomás Pérez el . Publicado en Pruebasafondo

Article Index

Versys1000 03 

Probador 2

José María Hidalgo

Ficha Técnica: 58 años, 83 kilos, 1,83m

Nivel: Rutero, sufridor de atascos, adicto a las carreteras de montaña, aficionado a las tandas en circuito.


Introducción

 

Desde la aparición de las primeras trail de “gran formato” cada vez más aficionados a los viajes las consideran como vehículos ideales para realizarlos. Uno de los motivos, sin duda, es su habitabilidad y comodidad general, cada vez más cerca de las de las grandes GT, su facilidad para transportar dignamente a dos personas, su capacidad de carga y porqué no decirlo, su precio, normalmente inferior al de sus hermanas de gran turismo. Si a esto sumamos la posibilidad de descubrir escenarios a los que solo se puede acceder por pistas no asfaltadas y su mayor ligereza, le encontraremos toda la lógica a esta opción.

Dentro del segmento trail, hay fabricantes que inciden más en su comportamiento off-road, siempre limitado por peso, pero facilitado cuando se usan llantas de radios, ruedas delanteras de 19” con neumáticos de menor anchura (110 y 150 p.e.) que los de las sport turismo de carretera y recorridos de suspensión generosos (sobre los 190 mm). Otras marcas, apuestan por modelos más asfálticos, con peor rendimiento es off-road pero más adaptadas a su uso asfáltico, como es el caso de Kawasaki a la hora de diseñar este modelo.

Versys1000 08

La versys 1000, como su hermana de 650 cc. está en la zona más asfáltica de este segmento. Nos da pistas de ello su motor tetracilíndrico, sus llantas de 17” y sus neumáticos de 120/70 y 180/55, las mismas medidas de cualquier supersport o sport turismo moderna y los recorridos de suspensión de su amortiguador y horquilla de 150 mm.

No obstante, permite una utilización por pistas de baja dificultad mucho más fluida que cualquier moto asfáltica y conserva un comportamiento por carretera equiparable al de cualquier sport turismo moderna.


La Prueba.

Lo primero que me llama la atención de Esta Versys 1000 es su volumen, aparenta ser una moto grande, pero de aspecto muy compacto. A la vista parece pesada, pero viendo el catálogo, no es  de las más pesadasas del segmento, pesa 1 kilo más que la BMW GS, por ejemplo.

Subido en ella, inmediatamente da una gran sensación de comodidad y control. Con su asiento situado a 845 mm. del suelo, necesitas medir más de 1,70 para llegar al suelo concierta facilidad, aunque al no ser ancha en la unión con el depósito no hace falta acercarte mucho al 1,80. La visibilidad del cuadro es más que correcta, con un gran cuentarrevoluciones analógico a la izquierda y una pantalla LCD con velocímetro y todas las funciones habituales incluyendo consumos medio e instantáneo, autonomía restante, reloj, dos parciales, etc. Sin embargo, no hay indicador de marcha engranada y hoy día se echa en falta.

 Versys1000 accion 004

Engrano primera, entra con algo de ruido, y arranco. El tacto del embrague es bueno y el cambio funciona muy bién, sin fallos a lo largo de toda mi prueba, aunque su tacto es poco fino ente primera y segunda. Desde el primer momento se tiene la sensación de poderío en el puño del gas, al girarlo se obtiene una respuesta instantánea del motor a prácticamente cualquier régimen. Se puede acelerar desde poco más de 2.000 rpm. Hasta las 4.500 la aceleración es progresiva y a partir de ahí mantiene un empuje constante hasta las 9.000 rpm. Se puede buscar el corte sobre las 10.000 rpm, pero no merece la pena ya que a partir de las 9.000 rpm la aceleración va decayendo. Adelantar con ella es muy fácil a cualquier régimen.

Versys1000 04

Manteniendo cruceros en carretera, la comodidad es absoluta, la cúpula es amplia, incluso se ve bién a través de ella (agachándote un poco) y protege mucho. Se puede regular en altura con un recorrido de 30 mm. El ajuste hay que hacerlo en parado, pero es muy fácil, basta con actuar sobre las dos palomillas situadas delante de la pantalla. La posición del cuerpo es relajada tanto por la postura del manillar como por el ángulo de las rodillas ya que la distancia asiento-reposapiés es generosa. La diferencia de altura entre las dos zonas de asiento permite apoyarte en el del pasajero al acelerar y hay espacio suficiente para ir cambiando de postura según las circunstancias.

La estabilidad en recta y curvas rápidas es intachable. Con su peso y longitud entre ejes no se puede esperar una agilidad extema, pero la anchura y correcta disposición de su manillar hace que la facilidad para cambiar de dirección esté muy por encima de lo que indica su aspecto, sorprende especialmente si la vemos con las maletas y top case que llevaba montados la unidad de prueba.

Curioso el testigo de “consumo ecológico” que te indica que vas en la marcha y régimen adecuado para ahorrar combustible. La verdad es que no me preocupé mucho por el y lo vi aparecer en muy contadas ocasiones.

Versys1000 accion 010

Aprovechando la visita al circuito FK1 para realizar algunas fotos “de acción” sin quebrantar la ley ni crear mala fama a los motoristas, me dí unas cuantas vueltas a este circuito. En el se comporta muy dignamente, con suficiente agilidad, facilidad para cambiar de dirección y una frenada muy dosificable. Su limitación la marca la distancia libre al suelo que, si bien en carretera no supone problema, nos hacía fácil rozar los avisadores en muchas curvas. En frenadas fuertes, la horquilla aguanta bastante bién el esfuerzo, sin hundimientos excesivos y los frenos son potentes y dosificables, por lo que se puede apurar con seguridad.

Hemos hecho bastantes kilómetros por carretera muy mojada, incluso con niebla, sin el más mínimo problema. Llevar ABS y control de tracción da mucha seguridad en estas circunstancias. A pesar de disponer de un modo específico para poca adherencia, hemos hecho la mayor parte del recorrido con el modo Full ya que el tacto del gas hace fácil controlar la potencia del motor. En modo Low, se obtiene una respuesta claramente más lenta, pero para nuestro gusto, no lo vemos necesario una vez que te has adaptado a la entrega en el modo Full.

Versys1000 accion 022

También hice un pequeño recorrido por una pista fácil, sin pegas. Las suspensiones que en carretera resultan adecuadas, también permiten absorber los rizados baches y piedras de estas pistas sin problemas. Eso sí, los neumáticos dan poca confianza en este terreno.

Quizás donde se obtiene más ventaja de esta moto en conducción deportiva es en carreteras bacheadas con curvas cerradas, la capacidad de absorción de sus suspensiones “copian” mejor el terreno que los tarados más duros y recorridos más cortos de las deportivas, la posición erguida aumenta la visibilidad y el manillar ayuda mucho a meter y controlar la moto en la curva. La excelente entrega del motor permite entrar bajo de vueltas sin perder aceleración a la salida.

 En cada terreno...

 De viaje: Una magnífica trail viajera. No echaremos en falta comodidad ni protección frente al aire. La capacidad de carga es amplia con sus 2 maletas y top case; incluso sin él, la parrilla trasera nos permitirá anclar con seguridad bultos de buen tamaño. La zona del acompañante es amplia y el top case puede hacer de respaldo. La facilidad para mantener cruceros altos, el buén tacto general, la contundencia al adelantar gracias a su buena respuesta a cualquier régimen y la seguridad que proporcionan su ABS y control de tracción la sitúan entre las mejores. Las GT la superan en protección contra el frío y los elementos al estar más expuestos los brazos y piernas, también en huecos donde guardar cosas, pero no en mucho más. La autonomía es buena, con su depósito de 21 litros y un consumo (media de la prueba) de 7,3 litros que podría bajarse a ritmo de viaje la autonomía supera los 280 km. y la reserva entra mas allá de los 220 km. Como pegas, la falta de caballete central, casi obligado en una moto rutera y con cadena y las relativa dificultad para quitar y poner las maletas/baul, aunque puede ser inutilidad mía ya que estoy acostumbrado a mecanismos muy sencillos en alguna otra marca.

carretera

Carreteras de Montaña: Divertida, a pesar de sus 239 kilos (con el depósito lleno) se mueve bién entre curvas. En las enlazadas da gusto cambiarla de inclinación a base de manillar. La frenada es muy solvente y la aceleración a la salida de la curva excelente a cualquier régimen. Si la carretera está bacheada, aún se aprecian más sus características gracias a la buena absorción de sus suspensiones.

Ciudad: No he usado la Versys 1000 por ciudad más que un día, pero no le pongo más pega que su anchura (iba con maletas) y la altura de su asiento si no alcanzas cierta talla. El manillar es genial para manejar la moto en este entorno, pero su anchura también limita su penetrabilidad. Por lo demás, posición, control, tacto de motor, embrague, facilidad para poner punto muerto, estabilidad de la pata de cabra, se comporta ejemplarmente.

Circuito: En el FK1 me lo he pasado muy bién en las 10-15 vueltas que he dado, no es lo suyo, pero se trata de divertirse ¿no? Y eso lo he conseguido de sobra.

Versys1000 accion 013

Pistas de tierra: Dejo la opinión para Tomás, pero en el corto tramo que he hecho con ella no he sentido ningún apuro. Hay competidoras mas adaptadas a este terreno pero, para quien lo que busque es la versatilidad de poder salir de la carretera para acceder a lugares conectados por caminos de tierra cumple perfectamente.

En resumen: Una moto polivalente, con un gran motor y una parte ciclo que acompaña. Excelente viajera, es su faceta más destacable, pero también es una buena opción para hacer puertos los fines de semana y tiene un comportamiento digno si se trata de salirnos del asfalto por pistas fáciles a ritmo tranquilo. Una trail muy rutera o una viajera con posibilidades off-road según se quiera considerar. Una gran moto por 13.400€.

José Mª Hidalgo.