Kawasaki Versys 1000 : El asfalto desde una trail - Primera opinión

Escrito por Tomás Pérez el . Publicado en Pruebasafondo

Article Index

tomas posando 

Probador 1

Nombre: Tomás Pérez Sánchez

Ficha Técnica: 54 años, 1,91m, 99 kilos

Nivel: Subcampeón 2012 Categoría Twin Mac90



Ya hemos mencionado que la Versys 1.000 se presenta como una moto de esencia eminentemente rutera, que resulta ideal para conducir con lluvia o a lo largo de carreteras ensuciadas por huellas de tractor, humedades diversas o vegetación caduca. Por otro lado, podemos decir que el manillar ancho confiere, tal vez, una confianza extra a aquellos motoristas que aun no tienen demasiada experiencia y que quieren dar rienda suelta a sus ansias viajeras con una moto preparada y equipada para la gran ruta.

IMG 0659

El Motor

Lleno, como no podía ser de otro modo tratándose de mil centímetros cúbicos. Previsible y también dosificable, una cualidad muy apreciada a la hora de abrir el gas sobre la tierra. Lo cierto es que debo de confesar que hice la prueba de esta Versys, tanto en el circuito como sobre la tierra únicamente en el modo Full. Razón de más, por tanto, para hablar de esa dosificación que permite la noble entrega de estos cuatro pistones atravesados.
En el apartado de la transmisión, llama la atención la suavidad de su cambio, que en combinación la sensación de seda que brinda el cuatro en línea, escalar marchas resulta una pura delicia.
En cualquier caso y para concluir este apartado, un motor sobradamente potente para las pretensiones de una trail, por muy rutera que sea.

 La Frenada

Es excelente, con un buen compromiso de suspensión, donde la regulación no está encaminada a un tarado para hacer el mejor tiempo, claro está, sino más bien para adaptar la Versys 1000 a la carga de cada momento, tales como dos plazas, equipaje; o también para el tipo de recorrido, si es que va a ser largo, como por ejemplo a lo largo de una autopista continental.


IMG 0663

En el circuito

El comportamiento en una pista tan retorcida, un circuito tan tortuoso como el FK-1 de Villaverde de Medina, en Valladolid, es francamente ágil, llamativo en este sentido, si no olvidamos que estamos hablando de una tetracilíndrica de mil hasta el punto de resultar muy divertida (ya se puede desprender de las fotos que nos lo pasamos francamente bien con ella). Su aplomo es excelente, incluso abriendo el gas a fondo muy inclinado, y gira con asombrosa velocidad, incluso con intuición, a la hora de meterla apurando el punto de entrada en los virajes más cerrados. En los cambios de dirección, chicanes y demás, es donde muestra ese tacto ágil, e incluso preciso, a pesar de la longitud de las suspensiones, que aunque no presentan una longitud de enduro, su recorrido sí es superior al de cualquier naked y el tacto también resulta, por tratarse de una trail, algo más blando y confortable.

En ciudad

Su altura, que no resulta de jugador de basket, precisamente por esa condición rutera a la que obliga la línea que ha elegido Kawa para su primera maxi trail, facilita los movimientos y cambios de dirección, a veces a paso de desfile, a la que nos obliga la convivencia urbana.
En este terreno ayuda mucho es la excelente visibilidad de los espejos, incluso conduciendo un tipo con la corpulencia de un servidor.

IMG 0719

En ruta

Ya hemos mencionado la capacidad de dominio que permite la Versys 1000 en circunstancias adversas, una cualidad que brinda un punto extra de confianza y que se agradece particularmente a la hora de hacer largas etapas en un viaje porque te permite conducir con algo más de relajación, evitando así un cansancio prematuro.

Tuve ocasión de valorar ese dominio en una mañana en la que soplaba un viento tan hostil como traidor sobre la estepa castellana. Más de doscientos kilómetros en esas condiciones, peleando contra un correoso Eolo, emboscado tras cualquier corte del relieve y empecinado en volcarme con sus rachas repentinas. Doscientos kilómetros de fuerte viento que no supusieron para mis músculos un esfuerzo más allá del que hubiera hecho en paseo dominical.


Off

Fuera de la carretera

Esa agilidad se traslada, llamando mi atención, sobre las pistas de tierra y los caminos sencillos en una moto de aspecto tan rutero; sin embargo, como dice mi compañero José María, es que una moto moderna de carretera, una naked de hoy, tiene un diseño tan contenido y equilibrado que ofrece como resultado un comportamiento más que digno fuera de su entorno más natural. La verdad es que un día de éstos podríamos plantearnos hacer una prueba de varias naked rodando sobre la tierra de algún camino. Seguramente nos llevaríamos más de una agradable sorpresa.
En definitiva, que al mirar los discos de frenos lobulares y sobre todo esos de los colectores expuestos al frente, lo que menos le sugiere a uno es adentrarse en una trocha. Hay que volver a mirar, por tanto, el carenado de forma vertical.

 

 Comodidad

La posición resulta muy natural y diría que la más adecuada, o una de las más adecuadas, para soportar el tedio que carga sobre nuestras espaldas y nuestras posaderas las eternas cabalgadas a lo largo de autovías y autopistas.
En recorridos montañeros, ni que decir tiene que la clásica posición trail garantiza la naturalidad al negociar una curva tras otra, con esas series interminables de eses enlazadas.

 

IMG 0670

 Capacidad de carga

El baúl es suficiente, digamos que dentro de la media del segmento. En cuanto a las maletas laterales ofrecen una capacidad muy lograda, sobre todo si tenemos en cuenta lo recogidas que quedan en el conjunto total de la moto. Ciertamente, al circular entre el denso tráfico, pasé entre los coches con una precaución innecesaria hasta que por fin asimilé y me convencí de la relativa estrechez de esta Versys grande con maletas.
Merece una particular reseña la cerradura de las maletas GIVI, que requiere de un pequeño curso de adaptación en el que se debe de poner toda la atención, si no se quiere que ocurra, como al despistado que escribe, que vio por el espejo cómo la tapa del Top Case se abría de par en par en plena marcha. Una vez comprendido y aprendido el sistema, resulta muy sencillo cerrar en el día a día las maletas.

 

Conclusión

Una naked en esencia: Le montamos estriberas algo más bajas y un punto adelantadas, manillar ancho, carenado alargado y elevado, cierta ergonomía off road y tenemos la Versys 1.000. Una maxitrail que se halla, podríamos decir, en la misma línea de la Multistrada, sin ser el pepino italiano que permite bajar de los dos minutos en Jerez, pero tampoco vayamos a menospreciar la potencia que ofrece, nada menos que 118 CV en el modo Full.
Tal vez Kawa sea la muestra patente de que una naked de hoy día tiene una arquitectura tan contenida, se comporta con una agilidad tan prodigiosa y ofrece un equilibrio tan estable que permite abordar una pista de tierra o internarse a lo largo de un sencillo camino no sólo con dignidad, sino también ofreciendo una respuesta directa a nuestras exigencias y movimientos sobre un aplomo fuera de la carretera que podríamos calificar de aceptable.

 

Tomás Pérez.