Yamaha Tracer 900 GT - Viajera y deportiva

Escrito por Mariano Caballero el . Publicado en Pruebasafondo

YamahaTracerGT 2020 47

La Tracer 900 es una trail 100% asfáltica que combina muy acertadamente comodidad en viajes y carácter deportivo. Una moto versátil y polivalente, especialmente en su versión GT, muy preparada para viajes de envergadura.

Índice del artículo



Yamaha España ha puesto a nuestra disposición una Yamaha Tracer 900 GT. Yamaha dice de ella “
La Tracer 900 ha revolucionado el mundo del motociclismo y se ha convertido al instante en un modelo superventas. Al ofrecer a cada motociclista la posibilidad de disfrutar de un rendimiento deportivo emocionante junto con comodidad en los trayectos largos, la Tracer 900 se ha consolidado como el modelo Sport Touring más emocionante, versátil y competente”. No pretendo confirmar o desmentir esta ambiciosa afirmación de Yamaha para su modelo, en el hoy más que competido segmento de las Trail medias asfálticas, para lo que nos haría falta además una completa comparativa con las numerosas representantes de este segmento; simplemente os contaré mi experiencia durante esta amplia prueba, después de casi 2.000 km por carreteras de todo tipo. Aunque volviendo a la descripción de Yamaha, habla de una moto Sport Touring… y lo cierto es que es difícil determinar hoy día dónde está la frontera entre una Sport Touring, una Turismo y una Trail asfáltica o de carretera. En mi caso, me decanto por definir a la Tracer 900 GT como Trail asfáltica por su recorrido de suspensiones, posición erguida y manillar ancho, fundamentalmente, no tan acordes a una Sport Touring más al uso, como podrían ser la Honda VFR, o dentro de la propia Yamaha, la FJR 1300. Pero sí, tal y como han ido evolucionando algunas trail, hacia una versión más asfáltica, hoy podríamos denominarlas perfectamente Trail Sport Turismo.
YamahaTracerGT 2020 01

Por definición, podemos decir que es una moto diseñada para viajar sin dejar de lado cierto carácter deportivo, o una moto con carácter deportivo, que no quiere dejar de lado su capacidad viajera. En definitiva, una moto polivalente, que vamos a ir descubriendo cómo se comporta y hasta qué punto cumple sus objetivos.

Su motor, es el mismo tricilíndrico de 847 cc Crossplane conocido y alabado en las MT-09. La teoría de esta tecnología “Crossplane” del cigüeñal en Yamaha, persigue conseguir un motor lineal, con gran respuesta abajo y en medios, y con gran capacidad para subir de vueltas. Este motor entrega una potencia de 115 CV a 10.000 rpm, con un par motor máximo de 87,5 Nm a 8.500 rpm.

El embrague dispone de sistema antirrebote, y cuenta con cambio rápido para subir de marchas (sin necesidad de accionar el embrague ni de cortar gas).

En lo relativo a las suspensiones, el recorrido de la delantera es de 137 mm, siendo regulable en compresión, extensión y precarga, mientras la trasera tiene un recorrido de 142 mm y es regulable en extensión y precarga (esta última a través de un pomo de fácil y cómodo acceso).
YamahaTracerGT 2020 70

Respecto a los frenos, en la rueda delantera contamos con un doble disco de 298 mm de diámetro, siendo de 245 mm el del eje trasero.

El chasis y basculante son de aluminio. Chasis “Diamante” según lo denomina Yamaha, y basculante tipo banana.

Dispone de serie de un control de tracción de tres posiciones que puede desconectarse (TCS). Así pues, contamos con la opción OFF, la opción 1 menos intrusiva y la opción 2 que controla más la derrapada de la rueda trasera, desconectando de forma puntual la transmisión cuando esto ocurre.

Además, cuenta con 3 ajustes del motor, a través de su sistema D-Mode, que junto con el sistema de aceleración controlada por circuito integrado (YCC-T), da lugar a los tres modos de conducción: “A”, el más directo y deportivo, “B” el más moderado (el más adecuado para días de pavimento más deslizante), y “estándar”, para todo lo demás.
Tracer900GT 2020 75

La altura del asiento oscila entre 850 mm y 865 mm, en las dos posiciones de que dispone, y su peso es de 215 kg, con todos los llenos (sin incluir maletas).

Dispone de un parabrisas ajustable manualmente en varias posiciones. El ajuste es sencillo y se puede hacer en marcha; aunque no esté recomendado, lo cierto es que se hace en menos de un segundo.

El cuadro es una pantalla TFT a color. Tiene muy completa información. Lo importante (rpm, velocidad, marcha engranada, y  nivel de combustible, junto con alguna información adicional como consumo, km recorridos total/parcial…), se lee fácil y bien, y lo “secundario” (modo, TCS seleccionado, temperatura, estado de los puños calefactables y hora) requiere fijarse más (en mi caso al menos, ya con una ligera presbicia). Siempre se visualizan en el cuadro los modos de conducción y el nivel del sistema de control de tracción. Los cambios de visualización de la información (kilometraje parcial y total, temperatura exterior y del motor, consumo medio, instantáneo y total) así como la puesta a cero de los correspondientes, se hace desde una ruedecita situada en la piña derecha. Los cambios de modo y del nivel del control de tracción, tienen sus interruptores específicos en la piña izquierda.

La iluminación de la moto está encargada a una doble óptica LED, que realmente ofrece una muy buena visibilidad nocturna (hasta que llega el momento de inclinar, como suele ser habitual).
YamahaTracerGT 2020 06

Con respecto a su hermana melliza, la Yamaha Tracer 900 (sin GT), el plus que ofrece por esa diferencia de 2.000 € en la tarifa oficial, supone unas suspensiones ajustables, en color dorado en lo que a la horquilla se refiere, pantalla TFT a color, control de crucero, cambio rápido sin embrague para subir marchas (solo up, no para reducciones) y maletas laterales (22 litros de capacidad cada una). Hablando de estas últimas, están muy integradas en la línea de la moto, y tienen una capacidad aceptable para el equipaje, si bien es cierto que no cabe un casco. Si tu viaje es de más de tres/cuatro días, tendrás que echar mano de espacio adicional. En mi caso, lo he hecho con una bolsa impermeable, que me ha resultado muy sencillo ubicar y sujetar a la moto con seguridad. Distinto hubiera sido si hubiera ido con pasajero, pues me lo hubiera imposibilitado por completo, al resultar la parrilla trasera muy estilizada, pero del todo insignificante en tamaño para este propósito. Si se diera este caso, habría que buscar opciones. Dentro del catálogo de la marca, podrás encontrar una bolsa sobre depósito y dos opciones de top case, de 39 y 50 litros de capacidad.
Colores
El precio de este modelo es de 13.599€ y se ofrece en cuatro combinaciones de color: Negro/rojo, negro/plata, azul/negro y gris/rojo.


PRUEBA


Probador
: Mariano Caballero

Ficha Técnica: 50 años, 71 kilos, 1,75 m.

Nivel: Ruteroadicto, chiflado por la moto y por las carreteras ratoneras. Alma de viajero .



Al contemplar detenidamente la moto, sus formas y diseño, apuntaría en ella (y esto es del todo subjetivo, al lector le puede parecer todo lo contrario): simplicidad y limpieza de líneas, tiene un aspecto compacto y dinámico, me resulta atractiva (no obstante, ya sabéis los que ya me habéis leído, que me gustan todas). Siempre me parece positivo en una moto que lleva maletas, o que las va a llevar en numerosas ocasiones, que el escape no estorbe, para que no limite la capacidad de estas, o para que no la haga excesivamente voluminosa lateralmente. En este caso, al quedar en la parte baja de la moto, bien ajustado al diseño del basculante, no estorba en absoluto, y favorece la limpieza de líneas comentada anteriormente. Otro de los aspectos que me ha llamado la atención, son los tres colectores del escape, retorcidamente bonitos antes de juntarse en esa “panza” no tan bonita, que integra el catalizador y que da salida a la cola final del escape.
YamahaTracerGT 2020 13

Ya encima de la moto, se aprecia una postura de conducción ergonómica, y que se confirmará durante la prueba. Con mis 1,75 m de altura, y con el asiento en su posición alta, llego sin problemas al suelo, prácticamente con la totalidad de ambas plantas de los pies, lo que facilita su manejo en parado y la sensación de seguridad en las paradas. El manillar es ancho,pero no tanto como en una Trail con capacidades off road. La postura de los pies, eso sí, a priori se antoja algo retrasada, pareciendo indicar que tras el paso de los kilómetros, resultará menos cómoda de lo esperado, por la flexión de las rodillas. Sin embargo, he de señalar que no ha sido así, en ningún momento la postura me ha resultado incómoda o cansada en esta prueba. Sí que hay que destacar, en este caso de manera negativa, que los reposapiés de piloto y pasajero están excesivamente próximos, tanto, que con mi pie (talla 43) en la postura normal de conducción, mi talón daba con el reposapié del pasajero, lo que significará que viajando con pasajero, será realmente complicada la convivencia “pacífica” de los pies. El mullido del asientito parece adecuado, y veremos cómo cuida el trasero con el paso de los kilómetros.
YamahaTracerGT 2020 57

Arrancamos la moto, y tanto el motor de arranque como el sonido al ralentí, son muy discretos. La aceleración en vacío emite un sonido de poderío y deportividad. Nos ponemos ya por fin en marcha. La primera sensación al empezar a circular, nada más subirme al recoger la moto en el concesionario, es de familiaridad, muy natural. La postura es muy confortable, el embrague es suave y el comportamiento del motor, dulce. Antes de salir a la M-30, alargo un poco el trayecto por las calles de la zona, y confirmo la suavidad del conjunto embrague/caja de cambios. La maneta del embrague no es regulable, y su posición me ha resultado algo alejada, es algo que he constatado durante la prueba, y me hubiera facilitado mucho la conducción que hubiera sido regulable y así poder acercarla. Eso, o que de por sí estuviera más cerca del puño (tengo una mano estándar, ni grande ni pequeña).

Antes del viaje en el que he probado a fondo la moto, he podido utilizarla en trayectos más cortos, en el que he combinado algo de autovía y ciudad. En el uso diario, es una moto dócil y suave, por ciudad se maneja bien. El manillar la penaliza algo, pero menos que a otras trail de manillar más ancho, para moverse entre los coches y las maletas no la perjudican en este sentido, al no sobresalir apenas de la silueta de la moto. No tiene un radio de giro tan amplio como cabría esperar, lo que le entorpece ligeramente en las maniobras en ciudad. Puedes utilizar el cambio rápido para subir marchas en su uso por ciudad, no es brusco, si bien es cierto que teniendo en cuenta la suavidad del embrague, yo he preferido siempre en estos casos el cambio de manera tradicional. Los espejos cumplen perfectamente su función, ya sea en ciudad o en carretera, permitiendo tener controlado todo lo que pasa (o viene) detrás de ti.
YamahaTracerGT 2020 29

En alguna ocasión durante la prueba he tenido que utilizar el warning, y en un par de esas ocasiones, como consecuencia de dónde está situado, he tocado el “horn” al activarlo. Cuestión de adaptación, nada más, pues lo cierto es que está en un lugar de fácil y rápido acceso para activarlo… lo que ocurre que la bocina, como debe ser, es de acceso aún más fácil.

Durante la prueba, he tenido ocasión de rodar por todo tipo de carreteras: autovía, autopista, nacionales con buen asfalto, ratoneras estrechas, rotas… a ritmo en general ligero, y en la mayor parte del tiempo, he podido disfrutar tanto de buenas sensaciones al conducir, como de unos maravillosos paisajes, lo cual podría ser un buen resumen de lo que es esta moto (a buen entendedor, pocas palabras bastan).

En autovía/autopista la Tracer 900 GT pasa con buena nota la experiencia. La postura es cómoda, natural, poco cansada, el control de crucero facilita la vida en estas circunstancias, la estabilidad es muy buena a velocidades que no suponen pérdida de puntos, e incluso a algunas que suponen la pérdida de alguno. En una autopista alemana sin límite de velocidad, si circulas a altas velocidades, en línea recta el tren delantero se descompone un poco (y aún queda motor), lo que da cierta sensación de inseguridad. Un amortiguador de dirección solucionaría el problema, muy probablemente. A velocidades más razonables y comunes a la mayoría de usos, el único pero se lo debemos poner a la protección. Con mi estatura, y el parabrisas en la posición baja, esta evita la presión del viento en la cabeza (el viento te dará en la zona alta del casco), notándose sin embargo bastante presión en hombros, y mucho ruido aerodinámico (esto último mejorará o empeorará en función del casco que utilices). En la posición media o más alta, no he notado mucha mejoría. Menos presión aún en el casco, misma en hombros, e igual ruido aerodinámico (o quizás incluso más). No obstante, no sería, en ninguno de los casos, algo que hiciera descartar esta moto para este u otros usos, es solo una pequeña pega para una moto con muchas y más importantes cualidades.
YamahaTracerGT 2020 45

En carreteras nacionales con asfalto decente y curvones amplios, se desenvuelve realmente bien, salvo que decidas ir a velocidades muy por encima de las legales que hagan quedarte sin carnet de conducir en un suspiro, en las que de nuevo encontrarás esa inestabilidad del tren delantero. Si no manejas esas velocidades “interestelares”, te encontrarás con una verdadera devora-kilómetros de calidad, divertida, con un gran motor siempre lleno, muy lineal desde abajo (incluso si la maltratas en marchas largas desde escasas 2.000 rpm), y con una contundencia importante a partir de las 5.000 rpm. Es fácil meter en curva, muy obediente a tus indicaciones, tanto, que cualquier insinuación tiene su respuesta en la modificación de tu trazada, sin descomponerse por ello.

¿Y llegado el momento de las carreteras ratoneras de montaña? Pues gracias a su motor y a sus suspensiones, te lo pasarás en grande y con gran efectividad. Es fácil, ligera en cambios de dirección, por rápidos que estos sean, y aún cuando el asfalto no esté en buenas condiciones (nada inusual en este tipo de carreteras), será fácil viajar cómodo y rápido con ella. Te exigirá eso sí, no perder la concentración, pues cualquier insinuación en el manillar se verá reflejada en la trazada y cuando el piso está bacheado, es fácil que la dirección se modifique, aunque sea involuntariamente. He tenido ocasión durante la prueba, de bajarme de la Tracer y subirme en otras motos con direcciones más aplomadas. En este tipo de carreteras, esto tiene sus pros y sus contras. Esas otras motos te dan una sensación de mayor confianza, te permiten ir más relajado pero, por otro lado, te exigen más decisión en posibles correcciones de trazada o de cambios rápidos de dirección. Digamos que con la Tracer bailas twist (y debes estar atento a los pasos), y con las otras más aplomadas, bailas vals. No me atrevería a decir cuál es más efectiva, porque pienso que dependerá más de en qué situación te encuentras tú más cómodo; lo que sí me atrevo a confirmar es que la Tracer es una moto polivalente y efectiva en cualquier carretera.
YamahaTracerGT 2020 20

No he hablado hasta ahora del asiento, y no lo he hecho porque durante la prueba “no ha estado presente” en mis pensamientos, y precisamente eso, que pase desapercibido, es muy buena señal. Sí quiero comentar que el diseño del mismo, hace que tiendas a desplazarte hacia adelante, por lo que de vez en cuando harás el gesto de recuperar la posición, retrasándote un poco (lo he hecho de una manera inconsciente y sin suponerme algo molesto).

Comentemos sobre el consumo. He controlado el consumo durante más de 1.300 km, y debo concluir que esta moto es muy económica. En recorridos variados con ritmo alegre, es complicado superar holgadamente los 5 litros a los 100 km (los rozará, o superará muy escasamente). Si nos empeñamos en hacer una conducción deportiva, exprimiendo el motor, he estado cerca pero no he llegado a los 7 litros. Donde más se ve penalizada en consumo, como es lógico, es en trayectos puramente urbanos, donde, haciendo caso a la información del cuadro (que dicho sea de paso, ha coincidido casi a la décima con mis cálculos) rondará los 6 litros a los 100 km, un par de décimas arriba/abajo (nada mal tampoco). El consumo medio total durante estos más de 1.300 kilómetros, con variedad de carreteras, predominando las de montaña, variando tipos de conducción, sin predominar el deportivo, sino predominando el ritmo ligero, ha sido de 5,07 litros a los 100 km.

Mi experiencia con la Tracer en conducción puramente deportiva (para lo que no ha sido diseñada… bueno yo tampoco, jejeje), ha sido regular, fundamentalmente por la suspensión delantera. No es amiga de apurar la frenada a tope, debido a un hundimiento excesivo de la horquilla en estas situaciones, y eso que en cierto moto estamos preparados por preverlo (por su recorrido y tarado más viajero), pero hace que en estas situaciones la moto se descomponga un poco y no hagamos el trabajo posterior con plena confianza. Sí dan la talla los frenos, que te permiten apurar la frenada, y el motor sí te transmite potencia casi en cualquier situación, sobre todo a partir de las 5.000 rpm. A medida que pasan kilómetros, y nos vamos adaptando a estas reacciones, las sensaciones son mejores, pero eso no hace que la Tracer sea un portento en conducción deportiva ni que facilite las cosas en este tipo de conducción. Como digo, no está diseñada para ello.
YamahaTracerGT 2020 61

Centrándonos en la electrónica (modos de conducción y control de tracción), hemos probado todas las opciones, y antes de hablar de cada una de ellas, he de indicar que finalmente he realizado en torno al 65% de la prueba con la combinación Modo en posición “estándar” y Control de tracción en posición “1”. Entre los modos A (supuestamente más deportivo) y estándar, no he sido capaz de encontrar diferencia en la respuesta del motor. Sin embargo, el modo A me resultaba más tosco, sencillamente porque está diseñado para ser más directo e inmediato a la hora de responder desde que giras mínimamente el puño hasta que esa “orden” se trasladan al motor y rueda. Quizás mi “chip” es más lento en la asimilación de esa respuesta, y por eso me encontraba más cómodo en la posición estándar. En el modo B, pensado para suelos deslizantes, sí se aprecia (mínimamente, todo hay que decirlo) una mayor amabilidad a la hora de entregar potencia. En cuanto al control de tracción, me decanté por la posición 1, menos intrusiva y que permite un ligero deslizamiento de la rueda en aceleraciones, debido a que probando el modo 2, y buscando hacerle actuar  adrede por carretas bacheadas, acelerando en plena inclinada, acabo resultándome más divertido el modo 1, que me permitía hacer lo mismo también con seguridad, pero sin desconectarme la transmisión tan fácilmente. En carreteras con buen piso, seguramente me hubiera decantado por la posición 2, para ganar seguridad. Fue en una carreta de buen piso pero que deslizaba ligeramente, donde decidí decantarme por este modo 1, al resultarme divertido cierto deslizamiento de la rueda trasera, con la seguridad que te aporta saber que, si te pasas de rosca ahí está el asistente para “controlarte”. Si no deseas experimentar esa sensación, bastará con decantarte por el modo 2 del TCS.
YamahaTracerGT 2020 62

Algo hemos comentado ya de su motor, pero analizándolo más en profundidad, su comportamiento no llega a la finura de un tetracilíndrico, pero, para mí, el motor es lo más destacable de la moto. Transmite ciertas vibraciones, pero nada que llame la atención, y mucho menos que resulten molestas. El comportamiento es muy lineal, desde muy bajas vueltas, intensificando su respuesta a partir de las 5.000 rpm y sin baches hasta las 11.000 rpm. Forzándola en sexta a 2.000 rpm y abriendo gas a fondo, protesta un momento y de manera mínima hasta alcanzar las 3.000-3.200 rpm, para empezar a estirar de esa manera lineal característica suya, y siempre con un sonido atractivo sin estridencias.

Y para no dejarnos nada en el tintero, comentaré sobre el cambio. El sistema de cambio rápido que permite subir marchas sin utilizar embrague ni cortar gas, funciona de manera correcta. No es de los más suaves que he probado, pero está a la altura. Si lo utilizamos de manera tradicional, es destacable su suavidad y precisión, así como la suavidad de accionamiento del embrague (ya he comentado que, eso sí, me resulta “lejana” la maneta).
YamahaTracerGT 2020 18

En definitiva, podemos decir que la Tracer es una verdadera Trail Turismo, cómoda, con cierta capacidad deportiva, y con tecnología suficiente para considerarla una muy buena opción dentro de este tan competido y nutrido segmento. No puedo ni desmentir ni confirmar lo declarado por Yamaha sobre su Tracer 900 GT, pero sí puedo decir que no es descabellado lo que dicen de ella si te encandila su diseño, eres pro de la marca y valoras positivamente todo lo bueno (que es casi todo) de este modelo. Desde luego, sino es la “más emocionante, versátil y competente”, es una de las mejores opciones para muchos usuarios.


FICHA TÉCNICA

Ficha


FOTOS

  • Tracer900GT_2020_75
  • Tracer900GT_2020_76
  • YamahaTracerGT_2020_01
  • YamahaTracerGT_2020_02
  • YamahaTracerGT_2020_03
  • YamahaTracerGT_2020_04
  • YamahaTracerGT_2020_05
  • YamahaTracerGT_2020_06
  • YamahaTracerGT_2020_08
  • YamahaTracerGT_2020_09
  • YamahaTracerGT_2020_10
  • YamahaTracerGT_2020_11
  • YamahaTracerGT_2020_13
  • YamahaTracerGT_2020_16
  • YamahaTracerGT_2020_17
  • YamahaTracerGT_2020_18
  • YamahaTracerGT_2020_19
  • YamahaTracerGT_2020_20
  • YamahaTracerGT_2020_21
  • YamahaTracerGT_2020_22
  • YamahaTracerGT_2020_23
  • YamahaTracerGT_2020_24
  • YamahaTracerGT_2020_26
  • YamahaTracerGT_2020_28
  • YamahaTracerGT_2020_29
  • YamahaTracerGT_2020_30
  • YamahaTracerGT_2020_32
  • YamahaTracerGT_2020_33
  • YamahaTracerGT_2020_35
  • YamahaTracerGT_2020_36
  • YamahaTracerGT_2020_37
  • YamahaTracerGT_2020_38
  • YamahaTracerGT_2020_39
  • YamahaTracerGT_2020_40
  • YamahaTracerGT_2020_41
  • YamahaTracerGT_2020_42
  • YamahaTracerGT_2020_43
  • YamahaTracerGT_2020_45
  • YamahaTracerGT_2020_46
  • YamahaTracerGT_2020_47
  • YamahaTracerGT_2020_50
  • YamahaTracerGT_2020_53
  • YamahaTracerGT_2020_54
  • YamahaTracerGT_2020_55
  • YamahaTracerGT_2020_56
  • YamahaTracerGT_2020_57
  • YamahaTracerGT_2020_59
  • YamahaTracerGT_2020_60
  • YamahaTracerGT_2020_61
  • YamahaTracerGT_2020_62
  • YamahaTracerGT_2020_70
  • YamahaTracerGT_2020_71
  • YamahaTracerGT_2020_91
  • YamahaTracerGT_2020_92
  • YamahaTracerGT_2020_93


Artículos relacionados