Gama Neoclásica Triumph 2.014

el . Publicado en El Rincón grasiento Categ

Article Index

Triumph ha presentado en el centro de Madrid su nueva gama de esa corriente tan particular que nadie representa mejor que la marca inglesa. Super7moto estuvo presente (Sigue Leyendo)

 6245


Nada menos que 111 años de historia, una leyenda grabada en el celuloide por un Steve Mc’Queen que primero se pagó sus estudios de interpretación ganando carreras con una moto de la marca y que luego encumbró su emblema en los cines de todo el planeta con la famosa escena de La Gran Evasión, un tinte de rebeldía representado en el mito de El Salvaje, protagonizada por Marlon Brando y su propia Thunderbird en 1953, un bicilíndrico que hoy día conserva las siluetas curvas de los cárteres y la misma forma del bloque que apareciera por primera vez en 1937 con la Speed Twin y, finalmente, un modelo, el T-120, que tomó su nombre más popular en 1956, dos años antes de salir al mercado, cuando Jhon Allen alcanzó las 214,5 mph para batir el récord mundial de velocidad en el lago salado más famoso del planeta.
¿Qué otra marca podría concebir mejor un concepto tan en boga como el Neoclasicismo de la Moto?
Ahora Triumph nos ha invitado a la presentación de su nueva gama neoclásica para 2.014.
Fue en pleno corazón de Madrid, a escasos cien metros de los cines de la Gran Vía, donde durante tantos años hemos visto proyectadas sobre la pantalla el trazo curvo de modelos como la Thunderbird, la América o la emblemática Bonneville, y a unos, más escasos aun, cincuenta metros de donde, casualmente, nació quien firma este reportaje, hace ya poco más de once lustros.

7399


El escenario: una sala vanguardista pensada para la organización de eventos, pero diríase que el Espacio Mood de Madrid fue especialmente concebido para una presentación como ésta. Al cruzar el umbral de la sala se expone un escenario alargado, con una pared de ladrillo visto sobre la que colgaban imágenes en blanco y negro, por ejemplo, del Ace Café, carteles de los sesenta y cascos retro con pegatinas y dibujos característicos de aquella época. Y aparcadas a los lados, expuestas flanqueando el corto paseo que sugería la sala, se hallaban las protagonistas de la jornada:

Toda la gama neoclásica Triumph 2.014.

Tras una presentación de lo más reveladora, en la que pudimos tomar nota de algunos detalles históricos tan curiosos y reveladores como los que hemos descrito al iniciar este texto, pudimos tomar contacto con todos y cada uno de los modelos de esta nueva gama, que quedarán descritos en la siguiente página y de los que dejamos un par de notas tras la breve toma de contacto:

58045751

Las Bonneville: ¿Qué cabe decir a estas alturas de un modelo archiconocido y archipopular, que sido récord en ventas y que hemos probado en todas sus versiones, incluso en la exclusiva y contizada Mc´Queen?
Pues lo de tantas veces: que es pura dulzura y que con una conducción fluida y sin estridencias es posible divertirse a lo largo de una carretera de curvas mucho más de lo que la mayoría podría imaginar.

5780

La Thruxton

Acababa de probarla…, mejor dicho: de disfrutarla por fin hace unos meses y después de unos años viéndola pasar ante mí sólo pudiendo acariciarla. Otra vez Triumph me brindó la oportunidad de subirme a esta joya para los quemados de antaño, que marca la postura más deportiva, pero que sugiere, a mi modo de ver, el pilotaje más fino y placentero, deleitándose en cada inclinada, del que uno puede disfrutar hoy día.

5827

La Scrambler
Otra moto a la que deseaba subirme desde hace mucho tiempo y que ahora me han colocado como la miel sobre los labios. Sí, apenas unos kilómetros sobre ella durante los que –discúlpenme si alguno de los lectores más jóvenes no me comprende- la nostalgia de los tiempos más juveniles, incluso más adolescentes, afloraron desde mi memoria para revivir una época durante la que conduje clandestinamente una de aquellas Ossa Enduro, tan representativo para muchos de los que ya hemos cumplido los cincuenta, incluso de unos cuantos que no lo han hecho aún.
Efectivamente, sobre esta Triumphn Scrambler nacida en la cadena inglesa de montaje de Hinckley me sentí agarrado al manillar de aquella Ossa, que me llevaba sin carné, engendrada en la fábrica barcelonesa de la Zona Franca.

Tomás Pérez

Descripción de cada modelo ->