B-Rocket: Una Moto-Avión con motor Harley

el . Publicado en Constructores y creaciones

El concesionario oficial Makinostra Harley-Davidson Madrid ha sido el escenario elegido por la prestigiosa marca de relojería, inspirada en el mundo aeronáutico, para presentar en nuestro país esta espectacular creación que rememora el diseño de los primeros aviones a reacción de los años sesenta (Sigue Leyendo).

3 cuartos

Makinostra, concesionario oficial Harley-Davidson en Madrid, ha acogido la presentación en España de esta espectacular B-Rocket, una moto única en el mundo (tan sólo existe un unidad) que nace de un minucioso trabajo conjunto, de más de un año, entre los diseñadores de Bell & Ross, prestigiosa marca de relojería, que se insipira en aeronáutica, y los ingenieros de Shaw Harley-Davidson, concesionario oficial de la marca en el Reino Unido.

Antes de continuar con la descripción de esta auténtica exhibición de diseño, debo confesar al lector que puedo ser muy poco objetivo a la hora de  presentar esta máquina, porque el acto estuvo acompañado y aderezado por un bruch del chef Sergi Arola (en la foto de la portada)...,  y, ¡claro!, escribiendo un auténtico tragaldabas como el que firma, del que en algunas ocasiones han dicho que llega a privarse comiendo, entenderá el lector que ha tomado la pluma abducido por las excelencias del extenso surtido de bocados con el que el magnífico diseñador de sabores nos deleitó.

b-rocket frente

Bien. Volvamos a las dos ruedas.

Esta nueva concept-bike parte de la Harley-Davidson Softail Blackline para convertirse en un auténtico cohete de la mano, como hemos comentado, de los diseñadores de Bell & Ross y de los ingenieros de Shaw Harley-Davidson.

La parte moto está inspirada en las cazarecords de los años treinta y cuarenta, antes de que aparecieran aquellos auténticos puros de los sesenta y finales de los cincuenta. A un servidor, por lo menos, es lo que le sugiere su manillar con forma de U invertida, colocada absolutamente en vertical y con las manetas ancladas en los extremos, para hacer su  palanca de dentro hacia afuera, en lugar de fuera a dentro, como es norma única en la actualidad. 

Para hacer mucho más cómoda una posición tan extrema como inusual, los diseñadores han colocado unas tiras de piel acolchada a lo largo de y sobre el depósito, y también sobre las supuestas turbinas en las que se apoyan las rodillas; y a fe que han logrado una postura que, más allá del confort, invita al puro relax viajando a las velocidades aeronáuticas que sugiere su diseño, con una ergonomía tan retráctil como extensible, porque la verdad es que pude ver cómo algunos compañeros de talla discreta se acoplaban a la perfección, igual que yo mismo, que, con mi 1,91 tuve la oportunidad de comprobarlo acostándome sobre ella como si estuviera hecha a mi medida. Sí, la verdad es que uno se podría dormir sobre esta B-rocket, que toma su nombre, -cohete- precisamente, de la sugerencia que hace ese acoplamiento total entre hombre y máquina.

La parte trasera está inspirada en la cabina de pilotaje de un avión. Esta parte aerodinámica se ha hecho a mano con más de 30 secciones diferentes de acero. Es el resultado de un estudio profundo del diseño funcionalista, y es probablemente aquí, donde el concepto bike de Bell & Ross plasma con mayor eficacia los códigos de la aeronáutica experimental de los años sesenta. Las líneas de su alerón estabilizador del caudal refuerzan la propuesta de diseño.

Portada 2

La originalidad del estilo y diseño de esta B-Rocket también se refleja en sus dos protuberantes turbinas laterales, querecuerdan a los reactores de un jet. Como añadido a todo el conjunto, bajo la cúpula de su penetrante carenado se ha instalado un tacómetro, por supuesto, diseñado por Bell & Ross, en el que la estética se une a la funcionalidad: la cristalera y el tacómetro permiten combinar una excelente legibilidad con una visualización rápida de los datos relacionados con la velocidad.

Una pregunta obligada:

¿Funciona?... Desde luego

Y la Pregunta del Millón: 

¿Qué velocidad es capaz de alcanzar?... Pues se llevó la B-Rocket al lago salado de Bonneville para la grabación de un vídeo de una plasticidad digna de las dos marcas que se han unido para crear esta concept-bike:

{youtube}eytPdsODxfE{/youtube}

¿La Cifra?

200 millas por hora

Nota del autor: Era imposible apartar de la mente la imagen de un personaje subido en su moto caza récords de los años treinta, imposible no pensar en la rotunda sencillez de un hombre que perseguió un sueño cargado de complicaciones y dificultades, de las barreras que fue franqueando, una a una, hasta alcanzar su momento de gloria, a partir del cual, simplemente, ya podía morirse. Burt Munro.

Tomás Pérez

Artículos relacionados