Prueba de la Kawasaki Vulcan S: La vieja Nueva Escuela - Dos probadores

Escrito por Jesús Sanz y José Angel Lorenzo el . Publicado en Pruebas de motos

Article Index

Vulcan00

 

 

 

Kustom Biker: Jesús Sanz

Ficha técnica: Edad 42 años, Altura 1,80, Peso 85 kilos

Nivel: Siempre sobre ruedas, con motor y sin motor.

Kustom Biker: José Angel Lorenzo

Ficha: 43 años, 74 kilos, 1,70 m

Nivel: Adicto a la Kustom Kulture y a los kilómetros sobre hierros.

 

-     

 

 

 

 

 -   Eres un capullo – Era raro que habiendo sesión de fotos no tuviera Jesús algo que reprocharme – Cada vez que pasabas a mi lado y te enfocaba con la cámara te oía acelerar, joder así no hay manera de encuadrarte.

-      Claro que tenía que acelerar, si iba más despacio me caía, hay que joderse, yo no tengo la culpa de que seas como un fotomatón.

-      Alguien me dijo una vez: ‘si no eres capaz de vender tu alma al diablo, por lo menos no se la alquiles a un payaso’, pues tú la arrendaste a un circo.

Entramos emanando nuestro amor habitual en el bar del Ruso.

La verdad, no sabemos si el tipo que lo regenta es ruso, el caso es que nos cae bien y aunque habla con ese marcado acento de Europa del Este, jamás preguntamos exactamente de qué país, jamás nos dijo de cuál, jamás nos importó a todos la procedencia de cada uno.

Dejamos sobre la barra los cascos con su muestrario de cadáveres de insectos como ofrendas al dios de la velocidad, los tercios fríos de cerveza reposaban sugerentes recubiertos de rocío fresco como en los anuncios.

Vulcan15

-      Te voy a ser sincero – di un trago al tercio y proseguí - la moto me pareció magnífica, para que vamos andar con rodeos, el motor es maravilloso, su parte ciclo y la suspensión está más que lograda.

-      Pues sí, pero el debate con esta moto es si estamos ante una Custom.

-      Puede ser, sobre gustos no hay nada escrito y es complicado estar en posesión de la verdad absoluta, porque yo no lo tengo claro, pero me doy cuenta que la moto le gusta mucho precisamente al que poco tiene que ver con el Custom.

Jesús quita el pan a la tapa de chorizo para quedarse solamente con la rodaja del embutido y me aclara

-      El Custom es lo que te salga de los huevos que sea, esto no tiene unos parámetros perfectamente definidos como si fuera una R

Medito sobre ello mientras le doy un trago a la cerveza

-      Ya, pero hay cosas que chocan un poco, esta Vulcan la llevo como si fuera una Naked, de hecho, la llevo con la excitación de una Naked – me emociono un tanto pensando en algunos de los momentos vividos en la carretera con la Vulcan – No soy capaz de llevar este motor por debajo de ¡5000 vueltas!, su comportamiento es tan magnífico por encima de esas revoluciones que no me apetece ni lo encuentro redondo si lo llevo por debajo… por cierto, me gusta mucho el gran cuentarrevoluciones analógico encima del velocímetro digital.

-      Pues han hecho algunos cambios en el 650 cc… ¿vamos fuera a fumar?

Vulcan59

Ya en el exterior del bar del ruso proseguimos dónde se había quedado la conversación. No sin antes admirar por la llegada de las altas temperaturas como florecen las bellezas urbanas.

-      Te decía que no es exactamente igual que el motor de la Versys o la ER-6, han aumentado la masa del cigüeñal para hacer mejor la respuesta en bajos y no tan apurada como en sus hermanas, intentando darle más empaque en bajos y que parezca que llevas un motor de mayor cilindrada… pero a mí me pasa lo mismo, casi soy incapaz de llevarla “flojita”.

-      No la concibo llevándola a ritmo de ir contando las pistonadas, no sé si será por comparación, porque arriba empuja y empuja como un molinillo pero muy racional, de hecho, los 61 jacos los suelta a 7.500 vueltas y el par máximo a 6.600

-      Es que la respuesta del motor es muy lineal – pausa para apurar el cigarrillo – no sientes que se acabe y sin una patada entre bajos y altos.

-      ¿Y las vibraciones? – cuestioné sabiendo la respuesta de antemano

-      Ninguna, ni en revoluciones altas.

-      Es como ir en una plancha.

Vulcan42

Acabada la ceremonia del cigarrillo volvimos al interior con la intención de que los próximos minutos de nuestras vidas cambiaran lo mínimo posible.

-      Me ha llamado mucho la atención la suspensión – me encaramé al taburete de la barra – estéticamente choca un montón ese único amortiguador casi horizontal, pero tiene un buen equilibrio y desde luego una gran eficacia, así que, entre el motor y la suspensión puedes ir muy rápido.

-      Pero aunque no lo busques, es como una consecuencia.

-      Y no es nada fácil tocar con las estriberas.

-      Los reposapiés y el conjunto me parece alto y por eso es difícil “tocar” en curvas… - trago de cerveza – esa comodidad en marcha penaliza en ciudad donde te cansas de bajar y subir los pies en alto, pero puedes jugar con el Ergo Fit.

Aquí cabe reseñar qué es eso del Ergo Fit, Kawasaki permite que te hagas la moto a medida, es algo muy curioso porque juegas con variar varios elementos de manera que la dejas a tu gusto, es decir, asientos de distintos grosores, puedes retrasar la postura, manetas regulables para distintos tamaños de manos y los reposapiés son regulables con unas barras avanzándolos o retrasándolos.

-      Pues yo tengo hambre – interrumpí por órdenes expresas de mi estómago que quería solidos con la cerveza - ¿quieres algo?

Dos tercios y una ración de grasa más tarde continuamos con la charla de la moto.

-      El sonido es inexistente, un poco al estrujar la oreja pero bajo los parámetros Custom es poca cosa y es una pena porque como le ocurre a la mayoría de los bicilíndricos seguro tendría una bonita sintonía.

-      Por cierto – Jesús vio hilo del que tirar – a nivel estético no me convence el tubo de escape, para otro tipo de moto puede valer, para esta no me convence.

Vulcan48

-      Pues no sé qué decirte, en una Custom más clásica quedaría atroz, pero en ésta queda muy apropiado, tengo la sensación de que es el que toca.

-      Pues pásmate, he visto en YouTube vídeos de tutoriales de gente que lo modifica para sacarle un sonido bastante majo- Jesús rastrea de todo por internet.

-      Joder, cómo discurre la gente… ¿Qué te parecieron los frenos? – tras lanzar la pregunta me dirigí al Ruso – Ya que cambio de tercio, cámbiame éste que se me ha acabado, por favor.

-      Me gusta el tarado del ABS, tarda en entrar y ahorrarse 400 pavos en ello es de ser muy cutre.

-      A mí me gustó mucho la frenada, en el fondo es más o menos lo que esperaba, que fuera acorde con un conjunto tan dinámico, tal vez lo único que me dieron la ligerísima sensación de cierta fatiga después de mucho zurre.

Vulcan50

-      Por favor, jefe, cambie la música que me van a sangrar la orejas – El Ruso siempre tiene puesta la tele y en ella siempre vídeos musicales que se baja de internet, la SGAE no ha tenido nunca los… el valor de pedirle ni un chavo por ello, el caso es que empezó uno de Pablo Alborán y a Jesús se le abrieron las carnes.

-      Venga ya, no te hagas ahora el Sons of Anarchy, si te gusta…

-      Eres un gilipollas… escucha, estropeao, ¿te fijaste en el avisador ECO?

-      Sí, es como en los coches, te avisa de que estás abriendo el grifo más de la cuenta, es interesante para ahorrar gasolina, de todas formas no le hice mucho caso y me entraba en reserva a los 240 kilómetros, más o menos.

-      Estuve mirando los extras y como era de esperar tienes una gama completa de achiperres, vi que tenían alforjas, pantalla, respaldo… ¡ah! y también indicador de marcha.

Me quedé pensando en alguna cosa que se me olvidara tratar sobre la Vulcan y me di cuenta de que no habíamos hablado de materiales:

-      ¿Te has dado cuenta de que no hemos tratado el asunto de la ferretería?

-      ¿Qué ferretería? ¡Si es todo plástico!

Vulcan49

-      Ya – Le señalé con el dedo con gesto irónico – pero es que no te choca nada, como es un concepto tan moderno, tan Naked, no te chirría nada, no hay ningún plástico pretendiendo parecer cromado, no se intenta ese engaño.

Jesús asimilaba mi razonamiento mientras apuraba la cerveza.

-      Pues también es verdad, por unos 7.200 lereles te llevas una buena moto que es un Custom diferente

-      Es un poco la vieja Nueva Escuela, ya lo hizo antes “Kawa”.

-      En definitiva – Ya veía que tocaba discursito final de Jesús - esta Vulcan se parece a su madre de ellos 90, que es la moto en la que pienso cuando escucho el nombre de este modelo, estéticamente hay detalles Custom pero el corazón, su alma y su esencia van en otra dirección. Por supuesto que si no eres de los grasientos de vieja escuela te gustará porque disfrutarás de ella en una conducción más sport, es cómoda y muy manejable pese a mover más de 200 kg sorprende lo ágil que se muestra…

Bueno, se acerca el final del día, ya está bien de zascandilear por el mundo, pagamos al Ruso y salimos fuera, es hora poner las motos rumbo a casa.

-      No te pierdas – Le digo a Jesús mientras me pongo el casco. Él vive a 400 metros.

-      Claro, claro… no la tires – Eso me dolió y lo sabe.

Artículos relacionados