¿Quién es Manugasss? - Manugasss y sus carreras

el . Publicado en revistacateg

Article Index

image 5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Bueno, y entonces ¿qué pasa, que están mezcladas las Moto4 con otras categorías, como la de Manu?
IB.- Es que Moto4 es una categoría nueva y hay muy poquitas motos. Entonces como de prestaciones son más o menos similares a las 80 y no pueden hacer una carrera sólo para ellas; entonces las unen con las 80, corren todos juntos y luego hacen clasificaciones independientes.

S7.- Las Moto4 son de cuatro tiempos, ¿no es así?
Nos apunta el padre del piloto.
Ángel González.- Sí, llevan motor Honda de 150 y cuatro tiempos.
Ismael Bonilla se ríe y añade señalando al padre:
IB.- Éste es el que tiene la culpa de todo. No sé si quererle o echarle.

S7.- Bueno, Manu, te fuiste de Albacete con un quinto en el bolsillo, pero nada menos que con el récord de pista: 1,43,4. ¿Qué pasó en la siguiente?
MG.- La siguiente fue Alcañiz.

S7.- ¿Cómo ibas en el campeonato cuando llegaste allí?
MG.- Iba quinto y me cambié de equipo. Bueno, allí se nos dio un poco bien…

S7.- Pero, en un circuito como ése, ¿había mucha diferencia entre tu moto y las demás?
MG.- No, era igual o un poco peor –responde de pasada y continúa -… Y, bueno, esa carrera es de las que menos recuerdo.

S7.- Bueno, cuéntanos, ¿qué pasó?
MG.- Pues… Estaba cuarto y salí muy mal, salí fatal. Pero tuve suerte de que se cayó uno y pusieron la bandera roja y volvimos a salir. Luego ya salí mejor. Pusieron cuatro o cinco vueltas menos porque perdimos mucho tiempo. Estuve peleándome todas las vueltas y al final, quinto otra vez.

S7.- Pero, ¿no tuviste ningún problema?
IB.- No –responde Ismael con ironía-, sólo entró segundo a la recta de meta y le pasaron tres, y si la línea de meta hubiera estado un poco más lejos, aún peor, y hubiera llegado sexto. O sea: no tuvo ningún problema, pero –deja sobrentendida la evidente falta de prestaciones de la moto-…
MG.- Yo me ponía a rebufo de algunos y se me iban. Eso no es normal –esboza una leve sonrisa picarona.
Nos reímos todos.
IB.- Lo que pasa es que, sobre Manu, he de decirte que es de los que se quejan poco. A veces le decimos: “¡Quéjate más, tío!”.

Artículos relacionados