¿Quién es Manugasss?

el . Publicado en revistacateg

Article Index

Un pequeño piloto apoyado por una de las figuras más entrañables y populares de la velocidad en la Zona Centro y, por extensión, en todo el país. Un talento por desarrollar en el que alguien como Ismael Bonilla ha puesto casi todas sus esperanzas e ilusiones, justo en el momento de retirarse como piloto (Sigue Leyendo).

copa de españa navarra vlc 10-2013 529

 

 

Cruzo el umbral para penetrar en una sala acogedora, un comedor nuevo y alumbrado por una luz detalladamente proyectada; no en vano su dueño se gana buena parte de la vida con lo último en tecnología lumínica, los leds, aplicada a casi cualquier actividad nocturna y a algunas diurnas.

En un lado, al otro extremo de una mesa, encuentro un rostro concentrado sobre el cuaderno y el libro que tiene frente a sí; es la cara de un jovencísimo estudiante, aplicado en su diaria tarea escolar. Sí, está haciendo los deberes, aunque el motivo de mi visita lo acaparan otros deberes bien distintos, centrados en una particular actividad, que resultaba insólita en otro tiempo, pero que, día a día y muy poco a poco, ha pasado a ser, como mucho, inédita en tan sólo algunos colegios.
Nuestro protagonista es alumno de sexto de primaria; pero también es piloto, y al parecer, por lo que se lee en foros especializados y lo que va goteando en las redes sociales, se trata de un diamante en bruto, o, para ser más precisos, de un diamante natural a medio de tallar y totalmente por descubrir. Pero justo cuando estoy centrando mi atención sobre nuestro menudo protagonista de hoy, entran en escena dos personajes. Uno es Ángel, el padre de la criatura, y el otro es su mentor.

Efectivamente, su mentor. Tratándose de una figura tan carismática y prodigada en el mundo de La Moto como es él, lógicamente, mi punto de mira deriva en un momento previo hacia él, que se sienta frente a mí; mientras que Ángel lo hace a mi derecha. A la espalda, acomodada sobre mullido un sillón, la madre asiste como testigo silencioso, pero no por ello menos implicado, guardando para sí esa colección de sentimientos enfrentados que a buen seguro le llevan arriba y abajo el ánimo en una continua marejada.

El mentor, Ismael Bonilla, es quien ha montado este encuentro en su propia casa y quien ha visto en el joven estudiante, e incipiente piloto, unas aptitudes fuera de lo común, en lo que al apartado de La Moto se refiere, claro está; porque, en el académico, me temo que aún tendrá que trabajar bastante y aplicarse muchas y muchas horas, tal y como le veía sentado a aquella mesa, para sacar adelante sus estudios.


534564 477262488984277 803026983 n 

¿Quién es Ismael Bonilla?

Esa pregunta, dentro del mundo de La Moto, incluso fuera de la zona Centro, representa algo así como pedir a un católico que nos defina quién es Francisco I.
Ismael Bonilla, piloto, ex piloto, que vuelve a ser piloto y que durante las últimas temporadas se ha dedicado también al periodismo de La Moto, elaborando reportajes sobre pruebas de motos, con un estilo muy personal, que cada día acapara más adeptos, incluyendo a quien firma este reportaje.

Super7.- Bueno, Ismael: Parece ser que has hecho un descubrimiento muy interesante…
Ismael Bonilla.- En primer lugar, bienvenido a Villabonilla, y en segundo, pues es verdad: creo que me he retirado ya y he vuelto… no sé, no sé cuántas…, tal vez cuatro o cinco veces; pero intuyo que ésta puede ser la definitiva –él se ríe, yo también me río, nos reímos todos-. No descarto inscribirme en alguna carrerita algún día, a pesar de que monto mucho en moto, porque lo que uno siente en un circuito llevando una moto a límite y lo que siente en una carrera no puede vivirlo de otra manera. Y, efectivamente, en el intervalo éste de “lo dejo, no lo dejo”, apareció este chaval y…

Super7.- Me recuerdas, Ismael, a las grandes figuras del toreo. Me viene ahora a la memoria Antoñete, que anduvo yendo y volviendo a los ruedos hasta que, prácticamente, se murió el hombre.
Ismael Bonilla.- Es que es difícil, ¿eh? Es que vivir tantos años con esa sensación de pilotar una moto al límite dentro de un circuito, pues yo creo que no hay nada, y, si lo hay, yo no lo conozco, que pueda resultar más adictivo; encima como me ha pasado a mí, que he tenido la suerte de estar delante en muchos campeonatos. Y esa sensación de ganar carreras es muy difícil quitársela de encima; pero llega un momento en la vida en el que tienes que valorar otras cosas y también tener en cuenta que me he hecho mucho daño en algunas caídas. El caso es que “el enano” que tengo aquí, a mi lado, ha ayudado bastante a que ésta sea la definitiva.


copa de españa navarra vlc 10-2013 630

Super7.- Sí, me contabas antes de venir hasta aquí que el momento en el que conociste a Manu es un tanto especial, en un entorno y con una sensación muy particular.
Ismael Bonilla.- Bueno, yo esto lo pondría en varias fases. A Manu le conozco desde hace unos cuantos años, igual que a su padre, siempre al pie del cañón. Era un chavalín muy gracioso que estaba siempre trasteando en la moto de los demás adultos, que se subía a ellas, y sabía que corría entonces con las minimotos. Yo le vi correr un par de veces en ellas y me dije: “Pues este chaval no va mal, ¿no?”. A finales de 2.012, hablé con Ángel (el padre) y decidí echarle una mano con el chico, ya que estaba un poco indeciso y no sabía muy bien por dónde tirar. Ésa fue la segunda vez que descubrí a Manu. Pensé que el chico se había hecho mayor y que podía hacerlo muy bien. Y luego, en la primera carrera de la Copa de España, celebrada en Alcarrás, descubrí a otro Manu, que fue el que me dejó un poco alucinado; porque en su primera vez sobre una moto grande corriendo en un circuito grande, además contra rivales que ya tienen cierta fama dentro de este mundillo, les plantó cara con unos medios muy limitados. Pensé que lo que estaba haciendo este chaval, cuanto menos, es extraño, que no debería estar en esas posiciones tan adelantadas desde el principio.

Super7.- ¿Pero hubo algo, algún detalle a pie de pista, o desde el muro, incluso, que te llamara la atención al verle?
Ismael Bonilla.- ¡Es que han sido tantas este año¡ Yo empecé a ayudar a Manu un poco porque le conocía y pensaba que iba muy bien; porque en las minimotos se ve que los chavales van con un nivel más o menos similar y donde realmente se notan las diferencias es en una moto grande porque se le puede sacar más partido. En la primera carrera vi algunos adelantamientos por fuera en plena curva. Es fácil adelantar a un piloto por fuera si es notablemente más lento que tú, pero cuando se supone que es un chaval de tu nivel, yo no diría que es imposible, porque él lo ha hecho, pero eso es muy difícil hacerlo.

303203 200192680055254 516884894 n

S7.- “Por fuera” es una frase que ha hecho leyenda un tal Jorge Lorenzo.
IB.- Sí, pero a que a Márquez, a Pedrosa y a éstos ya no les adelanta por fuera. Esa frase la hizo cuando corría con la Derbi (125), esa moto corría muy poquito y quizá le pasó como le ha ocurrido a Manu este año, que tienes que sacar de donde sea. Jorge también se caía muchísimo, Manu, por suerte, sólo lo ha hecho una vez este año por sí mismo.

S7.- Recuerdo la pasada antológica que Jorge hizo a dos pilotos en el Curvone de La Moreneta en Montmeló, durante la última prueba de un gran Premio de 125.

IB.- Sí, eso es posible cuando hay mucha diferencia entre los rivales y las motos, pero cuando los niveles se igualan es casi imposible.

Vuelvo entonces la atención hacia el personaje más joven de la sala. El flequillo desviado al lado izquierdo, los ojos llenos de esa viveza natural con la que un chaval despierto absorbe absolutamente todo lo que le llega, con la que se comería el mundo; un bolígrafo tendido sobre la mano, listo para subrayar o tomar cualquier apunte de aquello importante que contenga el libro abierto que tiene delante. Le hablo, y deja ese bolígrafo reposando sobre la mesa. A partir de ese momento empieza nuestra conversación con Manugasss.


image 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre: Manuel González

Ficha Técnica:  Altura: 1,43 o 1,44 m   Peso: 40 kg    Edad: 11 años

S7.- Bueno, Manu, ¿te acuerdas de cuándo empezaste a montar en moto?
Manugasss.- con tres –duda-… cuatro años.

S7.- ¿Antes con la bici o con la moto?
Manugasss.- La bici antes.

S7.- ¿Qué fue: Una bici-pasillo?
El muchacho se encoge de hombros y aprieta los labios. Entonces caigo en mi crasso error.
S7.- Claro, no te acuerdas y como mucho te lo habrán contado.
Sonríe.
Manugasss.- No, no me acuerdo de nada.

primeros pasos

S7.- Y cuéntanos, ¿en qué has corrido esta temporada?
Manugasss.- En la Copa de España de Velocidad, en 80.

S7.- Explícanos un poco: Eso no es ni Moto-4, ni PreMoto3 tampoco, ¿verdad?
MG.- No, es 80.

S7.- ¿Y qué sabes de tu moto? Por ejemplo: ¿cuántos caballos tiene?
MG.- Pues… tiene unos 20.

S7.- O sea, ¿que es de dos tiempos?
MG.- Sí, de dos tiempos.

S7.- ¿Y sabes de cuánto es la llanta?
Mueve la cabeza negativamente.
S7.- Pero es bastante más grande que una minimoto, ¿no?
MG.- Sí –se ríe susurrando.


copa de españa navarra vlc 10-2013 43 1

S7.- Entonces ya hablamos de una moto seria. ¿Sabes qué velocidad punta alcanza?

MG.- Pues, en Alcañiz, cogí los 180 o así.

S7.- Pero, ¿hablas de la pista grande de Motorland? –asiente- Ése es un circuito enorme. Si yo digo que su recta me recuerda a la T-4 del aeropuerto cuando paso con una moto de mil, me imagino que para ti, cuando lleguéis varios juntos, os colocaréis como en formación.
MG.- Sí, a rebufo.

S7.- ¿Y os miráis en los rebufos? ¿Miras al rival?
MG.- Bueno –duda, y finalmente remata con seguridad-… Yo voy concentrado.

S7.- Pero tú vas a lo tuyo, concentrado, ¿y no miras al otro para nada?
MG.- Bueno, cuando voy a adelantar, sí.

S7.- ¿Y te preparas alguna estrategia en esa recta? Porque imagino que da tiempo a mucho.
MG.- Si veo que me va a pasar por un sitio, miro si puedo seguirle o no.

S7.- Oye, ¿y qué circuito es el que te gusta más?
No lo duda.
MG.- Jerez.
La respuesta provoca el comentario ineludible de su mentor.

image 3

IB.- ¿Qué tendrá? ¿Verdad?
S7.- Sí, es el que nos gusta a todos, además desde pequeños.
MG.- A mí me gusta por las rápidas después de la doble.
Llama mucho la atención que en dos curvas (Peluqui y Nieto), que se presentan separadas para la mayoría de los adultos que hacen cursos en Jerez y para muchos de los que allí hacen tandas, el muchacho vea una sola curva doble, ¡sólo una curva con una moto de 20 CV!

S7.- Después de Peluqui y Nieto, las dos que vienen: Crivillé y Ferrari. Y ésas las harás a tope, claro.
MG.- Sí, a tope –se ríe.

S7.- Tu moto tiene seis marchas –asiente-. ¿Y en qué marcha haces esas dos curvas?
MG.- Crivillé es la primera, ¿no? –le afirmamos- Pues ésa en cuarta, y la siguiente en quinta.

S7.- ¿Y llegas a meter sexta antes de llegar a la última, la que ahora se llama Jorge Lorenzo?
Se sonríe dejando escapar una risa suave y traviesa.
MG.- Pues sí.

S7.- Y ahí, cuando llegas a esa curva de entrada a meta, ¿cuántas marchas quitas, cuatro?
MG.- Ah, pues –lo piensa un momento-… tercera.
Interviene su manager.
IB.- Sí, es que esta moto al principio me despistaba mucho, y usa prácticamente las tres marchas más largas.
También apunta algo su padre.
Ángel González.- Segunda la ha puesto sólo en Navarra.


manu navarra2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Entonces, el paso por curva tiene que ser bestial –miro a Ismael.
IB.- ¡Es demencial! En Albacete he rodado con él varias veces para grabarle, y a lo mejor he ido con una GSXR o con una HP-4; y no es que fuera más rápido que yo en las curvas, es que me metía, a lo mejor… yo qué sé: un segundo por cada curva. Luego en la aceleración –nos reímos-…, claro, le recuperaba todo.

S7.- Pero no hablas de esa diferencia en un ángulo cerrado, como pueda ser El Garrote…
IB.- No, no. Hablo de cualquier curva. Lógicamente, en las rectas le vuelvo a alcanzar, pero lo que es la propia curva, sí, me podía estar metiendo un segundo por cada curva. Y en el curvón largo ya me metía dos… o tres.

S7.- Y en ese curvón largo, Manu, ¿frenas o no?
MG.- Sí, pero muy poco –nos reímos todos-. Bueno, ahí llego en sexta, quito dos y ya está –parece que busca en la memoria y añade-: Se hace muy larga.

S7.- Oye, Manu, y entonces, ¿cuántos años llevas corriendo o éste último qué año ha sido?
MG.- El cuarto.

S7.- Y el que viene, ¿en qué campeonato y en qué categoría vas a correr?
MG.- Pues correré otra vez la Copa de España en 80.
IB.- Bueno, va a volver a correr en la misma categoría porque, por edad, no puede pasar a otra. Hasta los doce años no puede saltar a PreMoto3.


 AV 5311

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Bueno, Manu, entonces cuéntanos un poco cómo ha ido esta temporada que has acabado, qué tal ha ido el año.

MG.- Pues…, he tenido un poco de mala suerte –sonríe con resignación-. En Alcarrás, muy bien, pero en la segunda, que fue la de Jerez, se reventó el embrague y tuve que salir desde el pit line.

S7.- ¿Y saliste sin embrague? ¿O cómo?
MG.- Sí, sin embrague. Y encima había hecho tercero, pero tuve que salir desde el pit line y esperarlos a todos. Y el último se quedó como clavado y tuve que esperarle a que pasara –lo relata con cierta desesperación y no sin un toque de ironía.

S7.- Oye, ¿y cómo reducías sin embrague?
Me responde con cierta extrañeza, y la evidencia más elemental, como si le hubiese se la hubiera hecho un monje tibetano.
MG.- A capón
Nos reímos todos, Manu también.

IB.- Pero, ¡qué preguntas haces, Tomás!
S7.- Sí, está claro que no le ha hecho falta una Bultaco, ni nada de eso, para aprender a reducir a capón –más risas.
Bueno, Manu, pues cuéntanos qué pasó en la siguiente carrera.
MG.- Fue Albacete –chasca la lengua y habla lamentándose-. Tenía la pole con un segundo de ventaja.

S7.- ¿Te acuerdas del tiempo que haces en Albacete?
Duda y arrastra los números cuando los pronuncia.
MG.- Uno…, cuarenta y cuatro…, dos, o algo así.
IB.- ¡Con 20 caballos!
MG.- Y también tuve un poco de mala suerte porque me adelanté un poco en la salida. Pero me di cuenta de que me había adelantado y frené.

S7.- O sea, que te diste cuenta y dijiste “mecahis”, y rectificaste un poco.
MG.- Sí. Entonces me pasaron todos. Pero después remonté mucho, me puse primero y me escapé cuatro o cinco segundos. Luego me pusieron que tenía que meterme por boxes y cuando salí, iba el diez, o así.

IB.- Volvió el 12 a pista.

S7.- Es decir: que te penalizaron con pasar lento por el pit line (60 por hora) y perdiste como diez posiciones. Bueno, ¿y qué pasó entonces?
MG.- Entonces me encontré con uno de una Moto4, que ésas corren bastante, y me estorbó hasta que le pasé, tiré y en la última vuelta tenía muy cerca a los cuatro primeros, pero no llegué del todo.
IB.- Una vuelta más, y si no gana, queda segundo o tercero. Y en la última vuelta hizo 1,43,4. Le metió un segundo y medio al que iba más rápido.


image 5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Bueno, y entonces ¿qué pasa, que están mezcladas las Moto4 con otras categorías, como la de Manu?
IB.- Es que Moto4 es una categoría nueva y hay muy poquitas motos. Entonces como de prestaciones son más o menos similares a las 80 y no pueden hacer una carrera sólo para ellas; entonces las unen con las 80, corren todos juntos y luego hacen clasificaciones independientes.

S7.- Las Moto4 son de cuatro tiempos, ¿no es así?
Nos apunta el padre del piloto.
Ángel González.- Sí, llevan motor Honda de 150 y cuatro tiempos.
Ismael Bonilla se ríe y añade señalando al padre:
IB.- Éste es el que tiene la culpa de todo. No sé si quererle o echarle.

S7.- Bueno, Manu, te fuiste de Albacete con un quinto en el bolsillo, pero nada menos que con el récord de pista: 1,43,4. ¿Qué pasó en la siguiente?
MG.- La siguiente fue Alcañiz.

S7.- ¿Cómo ibas en el campeonato cuando llegaste allí?
MG.- Iba quinto y me cambié de equipo. Bueno, allí se nos dio un poco bien…

S7.- Pero, en un circuito como ése, ¿había mucha diferencia entre tu moto y las demás?
MG.- No, era igual o un poco peor –responde de pasada y continúa -… Y, bueno, esa carrera es de las que menos recuerdo.

S7.- Bueno, cuéntanos, ¿qué pasó?
MG.- Pues… Estaba cuarto y salí muy mal, salí fatal. Pero tuve suerte de que se cayó uno y pusieron la bandera roja y volvimos a salir. Luego ya salí mejor. Pusieron cuatro o cinco vueltas menos porque perdimos mucho tiempo. Estuve peleándome todas las vueltas y al final, quinto otra vez.

S7.- Pero, ¿no tuviste ningún problema?
IB.- No –responde Ismael con ironía-, sólo entró segundo a la recta de meta y le pasaron tres, y si la línea de meta hubiera estado un poco más lejos, aún peor, y hubiera llegado sexto. O sea: no tuvo ningún problema, pero –deja sobrentendida la evidente falta de prestaciones de la moto-…
MG.- Yo me ponía a rebufo de algunos y se me iban. Eso no es normal –esboza una leve sonrisa picarona.
Nos reímos todos.
IB.- Lo que pasa es que, sobre Manu, he de decirte que es de los que se quejan poco. A veces le decimos: “¡Quéjate más, tío!”.


image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Bueno. Cuéntanos la siguiente. ¿Cuál vino, después de Alcañiz?

MG.- Eh…, Cheste, Valencia.

S7.- ¿Qué tal fue ésa?
MG.- Pues… Bien. Salía primero, con récord en 54,1. Y, bueno, ahí sí salí bien. Pero también me peleé un poco, se cayó otro y pusieron la bandera roja otra vez. Luego también salí bien y, pues, en un grupo que éramos cinco o seis, nos peleamos mucho durante toda la carrera y –se lamenta-… no pude hacer más y…, bueno, cuarto.
IB.- Pero, volvemos a lo mismo, claro. Entraba en la recta primero y llegaba al final quinto. Y no es que su moto fuera muy mal, es que ha habido todo el año tres o cuatro motos que destacaban.
MG.- Salí a la recta primero una vez –quejándose, aunque sin perder la sonrisa y con su cierto punto de ironía- y es que me pasaron los cuatro. Yo los veía irse Sschiuuppp.

Las palabras de Manu suenan en todo momento con una sorprendente envoltura de sentido común que destierra esa figura, a menudo acuñada por el mero desconocimiento, perfilando a cualquier niño-piloto como un crío alocado y sin juicio, cuando la realidad es que, a medida que voy conociendo y tratando a unos y a otros, más patente se va haciendo en estos chavales la concentración, la seriedad y el rigor con el que tratan todo lo relacionado con el universo de La Moto. A veces se antojan demasiado serios y rigurosos, aunque no es el caso de Manu porque entre una respuesta y otra deja sonar una sonrisa infantil que delata la diversión y el disfrute con los que goza cada vez que sale a pista.


manu navarra5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Está claro que estás pidiendo un extra de potencia –nos reímos-. ¿Cuál fue la siguiente carrera?
MG.- Eh…, Navarra.

S7.- ¿Te gusta ese circuito, el de Navarra?
Manu pone cara de circunstancias e Ismael, directamente, rompe a reír en una carcajada.
S7.- Hay muchos baches, ¿no?
MG.- Sobre todo en la recta. Tampoco me gusta por las cerradas.

S7.- Por ejemplo, ésa que tiene de izquierdas en bajada, ¿no?
MG.- Sí…, no me gusta. Bueno…, ahí salí mal…
Ismael le corrige con una cariñosa contundencia.
IB.- No: Saliste fatal –me mira y añade-: Estaba cuarto y salió de pena.
MG.- Y –parece que se va a atrancar, pero continúa después de tomarse su tiempo-… Salí mal: Me puse como el catorce o el quince. Pues, en la primera curva adelanté a dos, en la segunda curva adelanté a uno, en la tercera curva a otro, y así entraba en las curvas, más o menos. Y luego entré en la recta sexto y primero de un grupo de tres. Llegué a la rápida y se me metieron el de la Moto4 y otro, y yo que iba por fuera, se salió uno, me tocó y me tiró.

S7.- Bueno, Manu, ahí se va de prisa.
MG.- Ciento sesenta. Sí, tengo una herida, una quemadura.

S7.- ¿Quitabas alguna marcha en esa rápida?
MG.- Ésa sexta y –como si se quedara corto-… a tope.

S7.- Bueno, ¿Y al final cómo has quedado en el campeonato?
MG.- Sexto –se ríe y se admira-. Con todo lo que me ha pasado, sexto. ¡Yo es que flipo!, ¡yo creía que iba a quedar noveno..!

S7.- Bueno, y cuéntanos ahora qué tipo de carreras te gustan más: las disputadas o si te gustaría más escaparte solo.
No duda.
MG.- Disputadas. En grupo.

S7.- ¿Y cuantos más mejor, casi?
MG.- Bueno, a mí me gusta en un grupo de cuatro.

S7.- ¿Cuántas vueltas dura cada una de estas carreras que haces ahora?
MG.- Diez. Sí, y en Alcañiz, que es más largo, ocho.


manu navarra4 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cambiamos de tercio y dirijo mi atención a Ángel, el padre de la criatura, para pasarle a él el turno de preguntas.

S7.- Bueno, si te parece bien, Manu, y nos das permiso, vamos a hablar un momento con tu padre.
¿Tú eres motorista también? ¿Qué relación tienes con el mundo de la moto?
Ángel González.- Yo, como muchos aficionados a los circuitos, empecé con motos de calle, viajes a Jerez, lo típico, a ver las carreras, y luego me empecé a aficionar a las motos de carreras. Empecé a hacer tandas en circuito y al final te animas y terminas haciendo tus carreras. Estuve corriendo el Manchego, algunas carreras del Trofeo RACE, y…, bueno, pues a nivel aficionado.

S7.- ¿Y ya no corres?
Se ríe.
Ángel González.- No, éste –refiriéndose a Manugasss- nos va a retirar a todos.

S7.- ¿Hasta cuándo estuviste corriendo?
AG:- Pues hasta 2008. Cuando Manu se subió en la minimoto, yo me bajé de la otra. Yo lo dejé totalmente, y la gente me pregunta si tengo algún mono, o algo así. Nada. Yo no tengo nada de mono por correr. Con ése –por Manu- ya tengo bastante.

S7.- Y entonces, ¿qué pasó, que Manu te acompañaba a las carreras?
AG.- Pues sí, la verdad es que, desde que era un bebé, yo creo que no faltó a ningún entrenamiento, a ninguna carrera, ni tampoco a ningún curso; porque es que se le veía ya que le gustaba desde muy pequeño.

396095 242257512515437 1844935946 n

S7.- ¿Y cómo empezó? ¿Le animaste tú o él te lo pidió?
AG.- Siendo tan pequeño, no se llegaba a dar cuenta. A ver, claro, le animas con que te vea hacerlo a ti; pero luego te das cuenta de que le gusta, porque siempre tienes la comparación con otros compañeros que corrían conmigo y que también llevaban a sus hijos, y veías que los otros niños, pues, se aburrían un poco, se iban con la madre o se ponían a hacer dibujitos en un cuaderno; y éste, no sólo estaba atento a mí, estaba atento a la pantalla, a todos los pilotos, y me decía: “Éste ha hecho tanto, el otro ha hecho tanto…”, siempre se sabía la carrera perfectamente. Desde muy, muy pequeño ya te contaba lo que había pasado.

 S7.- Se inició con minimotos, tal y como ha contado, y cuando empezó a correr, ¿te planteaste llevarlo a alguna escuela?

AG.- En principio, sí: estuvo en dos o tres escuelas, la verdad. Estuvo en una, aquí en Madrid, en el Circuito de La Princesa, en Móstoles; luego en el propio circuito se hizo otra, KSB, con los que tuvimos muy buena relación, sobre todo en la época de las minimotos; pero luego, cuando ya dejamos las minimotos, con la formación, básicamente, continué yo.

IB.- Muy bien hecho, además –apunta Ismael con rotundidad- Porque yo a veces me cabreo, porque siempre tienes algo que decirle…, yo esperaba que tendría que intervenir más. A lo mejor, a veces, alguna táctica de carrera o un poco sobre la puesta a punto; pero parece mentira, con la corta edad que tiene y la poca experiencia que tiene, que ya, más o menos, sabe lo que hay que hacer. Y lo bueno que tiene, además, es que cuando le dices una cosa, no hace falta repetírselo: Te mira, y ya la hace.

S7.- ¿Tú que destacarías, Ángel? No sé, alguna particularidad: la frenada, el paso por curva…, aunque imagino que será todo un conjunto, tal y como ha ido desarrollando las carreras.
IB.- Me cuesta, ¡eh! Dilo tú –mirando al padre

200796 361555047252349 186285789 nAG.- En rasgos generales, no hay nada que destaque, pero en lo que más ha trabajado, sobre todo, es en la postura. Sí, desde muy pequeño le sale natural. A lo mejor estamos viendo los dos otra carrera y me dice, por ejemplo: “Mira: Ése que no mete el codo para adentro”. Todo está muy trabajado, fijándonos en pilotos con más experiencia y luego trabajándolo.
IB.- Es que, partiendo de la postura –apunta Ismael-, luego llega hacer bien otras cosas, como el paso por curva, la frenada…
AG.- La postura es todo.

S7.- ¿Y se queja, cuando se baja, de la moto, si va mal de precarga, de geometría, de puesta a punto?
IB.- No, nada. Hay que enseñarle a que se empiece a quejar un poquito. Todo le vale…
AG.- A ver: Ha sido educado así desde pequeño, porque nos hemos fijado en la técnica. Le he montado en motos que eran auténticos hierros y nunca le he dicho nada: Él siempre ha creído que su moto era la más corría. Siempre le insistía en su técnica, la técnica del piloto y que era muy importante la motivación.


705243 405926019481918 139587408 o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S7.- Bien. Y tú, Ismael, ¿dónde le ves?
Tarda unos segundos en responder.
IB.- Yo creo que es mejor no pensarlo, porque, hablando de mí como piloto, yo he tenido la suerte…, o la desgracia, no lo sé, de –rectifica, cambia sus palabras de dirección.
Verás: Yo me considero o me he considerado un piloto bueno, como tantísimos otros; y eso, a veces, pues es una faena. Porque…, cómo explicarlo: Siempre estás cerca de algo, siempre crees que puedes llegar a ser, ponte, campeón de España, o Campeón de Europa, o, si hubieras tenido los medios adecuados, Campeón del Mundo, si me apuras, ¿no? Y ¿qué es lo que pasa en ese tramo en el que te consideras un buen piloto y luego consigues ser campeón? Pues que te has dejado muchísimo dinero y te has roto muchos huesos. Entonces, yo, siendo buen piloto, decía: “Voy a llegar allí y voy a ganar tal o cual”. ¿Qué es lo que pasa con Manu? Pues que pude ser –subraya-, vamos a decir que puede ser para que no se lo crea. Puede ser que estemos ante algo más que un buen piloto, que puede ser un piloto diferente, o un piloto especial, si quieres. Entonces, ¿dónde le veo? Pues hasta donde las circunstancias y los recursos con los que cuenta se puedan aprovechar. Evidentemente, por muy estrella que seas, si no aciertas en el camino deportivo, con las personas y las categorías adecuadas, no sirve de nada. Una persona especial, como es Manu, sí puede llegar a lo más alto; sin embargo, lo más probable es que un piloto bueno no llegue a lo más alto, y si llega es a base de dinero.
Se abre un silencio.

S7.- Entonces, todo depende ahora del árbol al que se arrime, ¿no?
IB.- Depende mucho. Lo que pasa es que, cuando tú en la pista demuestras una serie de cosas, se te puede facilitar mucho el camino, que no quiere decir que vayas a llegar. Hay muchísimos pilotos que han sido súper talentos y que se han quedado en el camino. Muchos, muchísimos.

S7.- Y tú, Manu, me imagino que soñar, soñar, pues me hago a la idea de que sueñas con la luna, pero ¿tú te has imaginado en un futuro qué puede pasar?
MG.- Pues…
Se le escucha como un susurro mientras repasa su imaginación. Repasa durante algunos segundos más y, finalmente, se encoge de hombros para, simplemente, reír.

Tomás Pérez


1380218 669269369814247 368929704 n

Si quieres escuchar esta misma entrevista en la Radio de Super7moto dentro de Cadena Motor, PINCHA AQUÍ y selecciona, simplemente, el programa titulado "Entrevista a Manugasss", y la empezarás a oír a partir del segundo cuarto de hora.

Se puede escuchar directamente o bien descargar en un fichero MP-3 o en el formato apropiado para todos lo teléfonos móviles de última generación.

 


 2013 jerez2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un vídeo de presentación del protagonista de esta interviú

 

Artículos relacionados