Josep Grañó, Director general de Harley Davidson para España, Portugal y Andorra - Pregunta comprometida/Harley en la Ciencia Ficción

el . Publicado en revistacateg

Article Index

6a00d83451bf7069e201675e97fa78970b-800wi

 

Una pregunta comprometida y obligada

S7.- Hace algunas fechas tuvimos como invitados en nuestro programa de radio a los representantes del colectivo de afectados por las importaciones de Harleys de segunda mano. En él hablaron también de la compañía, con todo el respeto, desde luego, porque se trata de un asunto en el que incluso usted mismo ha declarado en un juzgado como representante de la marca. Aunque esta cuestión no está en manos de Harley y parece incluso haber quedado atrás para la marca, me siento en la obligación de preguntarle ahora si tiene algo que añadir a todo lo que ya se ha dicho al respecto.
JG- Esto está ahora en manos de los diferentes jueces donde se lleva el caso. Lo que parece claro es que se han importado una serie de motos desde USA y no se han homologado de forma correcta. Por otro lado, nuestro presidente ha dicho claramente que no nos oponemos a la importación desde otros mercados, siempre y cuando sea de forma legal, y al haberse realizado de una forma presuntamente fraudulenta se han causado todos estos problemas a miles de afectados que, al fin y al cabo, se han comprado una Harley Davidson. Y la marca lo que está es pendiente de que el juez dictamine una solución para esos afectados, y tanto la marca como la red de concesionarios va a ayudar, una vez que decida el juez, a todos esos propietarios a pasar de la forma más fácil posible esa homologación. Como decía, al fin y al cabo son propietarios de nuestra marca, lo que pasa es que alguien ha importado de una forma supuestamente fraudulenta esas motos.

S7.- Son propietarios y muchos de ellos amantes de la marca como el que más.
JG.- Sí, sí, si el cliente ha comprado una Harley pensando que estaba perfectamente homologada. Luego, la Guardia Civil ha sido quien inició el proceso, tomando cartas en el asunto al ver, por ejemplo, que en Cuenca se matricula una Harley al año y de repente se matriculan cien. Han sido ellos quienes han actuado de oficio investigando las homologaciones de esas motos y la marca ni está detrás de todo esto, ni tiene nada que ver. Es todo lo que te puedo decir.

S7.- Dejando al margen este asunto tan espinoso, sí es verdad que llama la atención, en cualquier caso, la particular homologación que las Harleys pasan en España. Es la única marca aun mantiene su propia forma de activar los intermitentes (incluso las bóxer de BMW claudicaron hace tres años y siguen ahora el sistema universal), la única que no monta interruptor de ráfagas y que tampoco cortocircuita el botón de arranque cuando el motor está en marcha. ¿Tal vez se deban estas curiosidades a que Harley quiere mantenerlas como sello propio dentro de esa línea tan característica trazada sobre la moto antigua?
JG.- Lo hemos comentado anteriormente, Harley Davidson va en su línea, tiene su concepto propio y, al igual que tiene sus motores refrigerados por aire, con su sonido particular. De la misma forma que cuando pongas la primera nuestros clientes espera que haga “clonk”, ese sistema de interruptores es el que hemos hecho toda la vida y seguimos manteniéndolo. Evidentemente lo vamos actualizando porque cada vez hay más ordenadores, gestión electrónica, navegador, bluetooth…, que se van incorporando en determinadas familias de la marca.

 

harley-davidson-piensa-en-hacer-un-modelo-electrico


Dentro de la ciencia ficción: Última pregunta

S7.- Esta pregunta puede sonar a broma, y seguro que provocará la sonrisa o la carcajada de más de un harlysta, pero dejemos volar por un momento la fantasía y hagámonos una idea de que en el futuro las normativas no dejarán otro camino a la automoción que la propulsión eléctrica. ¿Se imagina entonces una Harley eléctrica? ¿Cree que la marca sería capaz de albergar un concepto tan inverosímil hoy día como ése o, por el contrario, piensa que dejaría de fabricar motos para dedicar su negocio, por ejemplo, a todos los productos de diseño que complementan ahora la oferta de la marca?

JG.- Uf –se ríe, nos reímos-… A ver: Yo lo que te diría es que la misión de Harley es la de realizar los sueños de sus clientes, ya sea de gasolina, ya sea diésel, de nitrógeno, eléctrica o ya sea como sea, siempre que cumplan esos varemos del look, el sound y el feel. En la moto eléctrica, el sound lo vería complicado, aunque se me ocurre que con unos altavoces, de hecho ya existen para algunos coches americanos de alta gama, que dentro de ellos se reproduce, por ejemplo, el sonido clásico del V-8 que por normativa no se puede escuchar fuera.
Nos reímos.
S7.- Incluso con algún tipo de vibrador –continúan las risas- para sentir en marcha la moto viva.
JG.- Mira: eso no lo había pensado, porque es verdad que algo tendría que moverse…, No sé –termina la frase entre risas- un manillar con vibración incorporada…
S7.- Sí, reconozco que te he preparado una pequeña encerrona para acabar la entrevista.
JG.- Sí. El luck es más fácil, pero el sound y el feel

Tomás Pérez

 

 

Artículos relacionados