Josep Grañó, Director general de Harley Davidson para España, Portugal y Andorra - Las Familias Harley Davidson

el . Publicado en revistacateg

Article Index

Josep Grañó Director General de Harley-Davidson España y Portugal

 

Las familias Harley Davidson

S7.- Las Sportster parecen haber acuñado el término de “Moto de iniciación” dentro de la marca; sin embargo algunos harlystas reivindican el carácter propio de esta familia y permanecen fieles a ella durante años. ¿Cómo se contemplan realmente las Sportsters desde la marca?
JG.- La familia Sportster nació en USA hace 50 años. En sus inicios, Elvis tenía una Sportster. Para Harley, esta familia es una marca en sí misma, sobre todo en USA. Tiene su propio ADN y sus propios seguidores. Hay muchísimo clientes que dicen: “No, ésta es mi moto” y la mantienen con el paso del tiempo. Creo que el término “moto de iniciación” se ha acuñado erróneamente para este modelo, porque tiene su cuota propia; y si te fijas en los últimos modelos, verás que se vuelve a los orígenes. En aquella época, mientras que en Espeña nuestros padres iban con motos de 125, 160 o 175, en USA iban con una Sportster de 1000 que montaba un depósito de sólo 8 litros. Ahora las últimas Sportster de 883 o 1200 montan ese mismo depósito, marcando aquel carácter Sport de entonces.

HD Sweet Seventies

S7.- Las Dyna, parece albergar el concepto más ágil y deportivo, dentro de lo que puede llegar a serlo dentro de la filosofía Harley. ¿Se ve así desde dentro, o esta familia, en particular, tiene otras miras diferentes?
JG.- Durante los últimos 7 años, hemos dado un cambio importante a las Dyna. Es la primera familia fuera de las Touring en incorporar el motor big twin, son motos muy ligeras que te permiten moverte muy bien por ciudad y a la vez hacer largos viajes con un gran motor. Ese toque de agilidad le hace bastante diferente al resto de familias.

Derecha completa

S7.- Las Softail pueden ser las que quizá se presten más a dejar volar la imaginación de sus propietarios, a la hora de personalizarlas, tal vez por esa suspensión oculta que da una imagen a la parte trasera, diría que como ninguna, de moto antigua y también de chopper. ¿Me equivoco?
JG.- Es la familia que mantiene más el espíritu de moto clásica, la de los años 20 y 30, que iban con la parte trasera rígida. Evidentemente, hoy por normativa y por comodidad, un chasis rígido pone la seguridad en riesgo. Se puede, pero es complicado. Entonces las Softail muestran esa estética llevando los amortiguadores bajo el motor y es la que se presta más a hacer transformaciones, porque además es muy baja, va casi a ras de suelo, y, como bien dices, cuando la gente customiza, lo hace generalmente sobre la base de una Softail.

 

S7.- Las V-Rod. Parece que los diseñadores de esta familia estén hermanados o que, directamente, pertenezcan al mundo del cómic. ¿Cómo es el propietario de una V-Rod? ¿Es tal vez un quemado aterrizado en el mundo Harley o más bien un sujeto con una desbordada fantasía que ve proyectada en su V-Rod?
JG.- Cuando lanzamos la V-Rod en 2003, se puede decir que sirvió para conmemorar el centenario de la marca, con un modelo que representa todos los triunfos obtenidos por Harley en las carreras de dragsters a lo largo de su historia. Una moto que acelera de 0 a cien en 3,2 segundos es una demostración de que Harley, cuando quiere, es capaz de hacer un producto con esa tecnología. Estéticamente, parecía, y sigue pareciendo, una moto de cómic, una moto futurista, y una ventaja que tiene sobre cualquier otra es que puedes disfrutar de una gran aceleración sin miedo a que se levante.

 

IMG 1774

 

S7.- Las Touring, buque insignia de la marca. ¿Realmente se contemplan a estos modelos desde la marca como los que todo harlysta, de una manera o de otra, anhela poseer algún día?

JG.- Dentro de la escala de precios, evidentemente, es la que está los puntos más altos y parece que sea el sueño al que todo el mundo tiene que llegar. Está claro que cuando ver una touring de lejos, reconoces una Harley; estéticamente, su silueta marca la carretera. Son las reinas de la ruta y ofrecen un grado de confort, tanto para el piloto como para el pasajero, alucinante, de los mejores en el segmento. Esta familia es la que te permite pensar que con una de sus motos puedes llegar al fin del mundo.

S7.- Lo cierto es que concluí el reportaje de la Prueba de la Ultra Classic, que probamos en Super7, diciendo que es la moto más cómoda que he probado en mi vida. Y, desde luego, a mis casi 55, me he subido en unas cuantas.
JG.- Sí, además, las touring ofrecen una manejabilidad que te sorprende porque no esperas que una moto tan grande y tan pesada se mueva con esa agilidad por los puertos de montaña. Para remate, la capacidad de carga amplía todavía más esas posibilidades de viaje, y el equipo de sonido que incorpora hace que se te pasen los kilómetros como si nada.

 

dcha

 

S7.- Capítulo aparte parece formarlo la serie CVO. Unas motos que aparecen como objeto de culto y casi como una obra de coleccionista.
JG.- Custom Vehicle Operations es una división dentro de Harley que toma una moto de serie y prepara su motor, le añade parte del catálogo de accesorios y sobre todo la viste con una pintura que es espectacular. Son motos, como dices tú, casi de coleccionista, pero que circulan por la carretera y no son sólo para guardarla en tu garaje o en el salón de tu casa. Se hacen en serie limitada con un máximo entre 2.000 y 3.000, se montan a mano por un único operario, seleccionado entre los mejores de la empresa. Como anécdota, te diría que el 80% de estos operarios tan especiales son mujeres porque, sobre el papel, cuidan muchísimo más los detalles de lo que podamos hacerlo los hombres. Además, la responsable de esta línea de montaje es una mujer.

 

Artículos relacionados