Prueba Yamaha Tracer 700 – Sencillez y eficacia - Opinión de un rutero

Escrito por José Mª Hidalgo el . Publicado en Pruebasafondo

Article Index



 José María
Probador: José María Hidalgo

Ficha Técnica: 62 años, 85 kilos, 1,83m

Nivel: Rutero, sufridor de atascos, adicto a las carreteras de montaña, aficionado a las tandas en circuito.



Cada vez que voy a probar una trail asfáltica nueva sé que me va a gustar, es un segmento en alza lo que parece lógico, son cómodas, buenas ruteras, fáciles de dominar en ciudad (aunque las perjudique algo la anchura de manillar) , suelen tener buena autonomía, admitir con amabilidad dos personas a bordo y disponer de una digna capacidad de carga.

Si además se trata de una de cilindrada media, suelen ser fáciles de llevar y amables con su piloto.

Esta Tracer 700 confirma todos estos atributos de manera muy marcada.

En parado tiene un aspecto atractivo incluso en el color negro de la unidad de prueba, el más soso, aunque gana al natural respecto a las fotos.  La diferente textura de la parte superior del depósito, guardabarros y apoyo de las rodillas y el contraste con el color bronce del carter y con el aluminio y acero de piezas como agarraderas del pasajero, escape, barras de horquilla, carter y barra central del manillar hacen que destaque.

Se aprecia que es una moto básica, sin sofisticaciones que puedan encarecer su precio de venta, pero con buenos acabados y piezas de aparente calidad.

Al subirme compruebo que para ser una moto de aspecto trail su altura no es exagerada, lo que la hace accesible para pilotos no muy altos. Los 835 mm de altura a que está situado su asiento lo posiciona entre el de la F700GS y el de la VStrom 650, dos de las superventas de la categoría.

YamahaMT07Tracer 41

Se llega con naturalidad al manillar, de una anchura contenida, suficiente para manejarla con la facilidad de una trail pero unos 30 cm. mas estrecho que las citadas anteriormente lo que promete una buena penetración en el tráfico urbano, como luego comprobaremos. El manillar no está tampoco muy elevado proporcionando una posición trail pero mas cercana a la de la una naked de lo que es habitual en su segmento.

El asiento te recibe con gran amabilidad, es amplio, cómodo sin pecar de blando y la diferencia de altura con la parte trasera permite apoyarte en ella aumentando la sensación de confort.

Las piernas van poco flexionadas retrasando el cansancio en largas rutas y la visibilidad del tablero es muy buena, situado muy al alcance de la vista no nos obliga a desviar mucho la mirada para controlarlo y las informaciones tienen caracteres grandes y definidos, ideal para quien padece de vista cansada.Este es una pantalla LED totalmente digital y la información que proporciona es muy completa. Como informaciones permanentemente visibles indica la velocidad, revoluciones, hora, marcha engranada,  nivel de combustible e indicador de conducción de bajo consumo, además una zona multifunción en la que podemos alternar entre odómetro general, dos parciales, consumo instantáneo, consumo medio, temperatura externa, temperatura del  líquido refrigerante y un parcial específico que aparece cuando la moto entra en reserva. Solo lamentar que haya que quitar la mano del manillar para manipular las informaciones, pero la contención de costes obliga a ello.

YamahaMT07Tracer 34

Los mandos son sencillos, de aspecto muy estándar, solo la maneta de freno tiene regulación de distancia pero no hay queja, están bien situados y muy accesibles.


La pantalla, poco aparatosa, se puede desplazar verticalmente variando su posición con facilidad, basta aflojar dos pernos para ponerla en la posición que se desee, la coloco en la posición más alta.

Solo hemos verificado la situación del pasajero en parado y en un corto paseo, pero parece más que correcta, buena situación respecto al piloto al ir más elevado, asiento amplio y suficiéntemente mullido, una distáncia a los reposapiés que no obliga a flexionar mucho las rodillas y unas agarraderas robustas y bién situadas.


Al arrancar aparece el sonido del bicilíndrico con cigüeñal calado a 270º. Esta disposición promete un motor progresivo, con par a bajas vueltas y buena tracción. El sonido es muy discreto, nada estridente, una moto bien educada y respetuosa con los demás.

El embrague no requiere mucho esfuerzo y la primera entra con suavidad, nos ponemos en marcha.

Según Yamaha, una de sus ventajas principales es “su capacidad de proporcionar una conducción divertida, pasional e intuitiva”, la primera impresión parece apuntar a la diversión y desde luego a la facilidad, pero la palabra “pasional” no aparece en los primeros kilómetros hechos por ciudad.

En ciudad, la moto es muy suave y discreta, ideal para circular entre el tráfico urbano, me merecía mucho mas apelativos como práctica, cómoda, agradable, fácil de dominar que excitante, pero claro, en ciudad lo que prima es lo primero, lo segundo lo dejamos para las carreteras de montaña.

YamahaMT07Tracer 51


Recorriendo la urbe se comporta de manera ejemplar, mandos suaves, posición cómoda y alta, se llega bien al suelo, el manillar permite controlar con facilidad la dirección y caracolear a baja velocidad, sin que su anchura sea excesiva y el radio de giro es suficiente. Si la memoria no me falla, es la trail con la que mejor he pasado entre coches parados, facilitado además por unos retrovisores efectivos pero que no aumentan la anchura de la parte frontal.

El motor va muy fino a velocidades urbanas y empuja desde muy abajo, su mejor respuesta está en bajos y medios, los regímenes que se usan en este entorno. Acelera con brío y saliendo desde parado de los semáforo con campo libre por delante, ya empieza a justificar la palabra que nos faltaba “Pasional”.

El cambio va suave y funciona con precisión tanto subiendo como bajando marchas, el freno delantero no tiene una gran mordiente inicial, pero basta mantener la presión para que resulte muy efectivo, el trasero es potente y fácil de dosificar. Una ciudadana dulce y solvente.

YamahaMT07Tracer 20


En vías interurbanas de salida de Madrid y por la M-50 ya pude estirar las marchas, continúa la buena impresión de puño muy lleno en bajos y medios, pero sigue empujando hasta pasadas las 10.000 rpm. Un par de frenadas desde cierta velocidad y nada que objetar a los frenos, detienen la moto con toda la contundencia que necesites y la horquilla aguanta las deceleraciones con la solvencia de una buena naked, ventajas de tener una horquilla menor recorrido que lo habitual en su segmento y con un ajuste que me ha parecido muy correcto para todo uso.

Es este trayecto ya veo que la pantalla, colocada en la posición mas alta, desvía muy bien el aire del pecho y a velocidades legales (y no tanto) es efectivo, otra cosa es el frío, con 2º de temperatura a primera hora, hay que abrigarse ya que sí llega aire a hombros, brazos y cuello, no hay presión que pueda molestarte, pero te roba el calor.

De viaje, unos 200 km por carreteras nacionales y autovía, me confirman que la pantalla desvía todo el aire del cuerpo y se puede ir razonablemente rápido sin cansancio. Con frío se agradecen los protectores de manos que, sin ser muy envolventes, ayudan a desviar el aire de las manos. Confirmo también las impresiones de comodidad que saqué en parado, la postura da una ligeramente mayor inclinación del tronco que en otras trail, el asiento es muy cómodo y se agradece retrasar la posición hasta apoyarte en el resalte que separa la zona del piloto de la del acompañante, la posición de las piernas no es nada sacrificada y el gas no requiere esfuerzo que pueda pasar factura a tu muñeca.

Al ser relativamente estrecha en su parte central, la forma del depósito y laterales del carenado desvían el aire de las piernas por lo que no tienes que pelear contra el aire que en otras motos tiende a abrirlas a alta velocidad.

El motor vuelve a demostrar sus excelentes medios permitiendo mantener la sexta a pocas revoluciones para ir a velocidad pausada y recuperar con energía si se quiere aumentar la velocidad o realizar un adelantamiento.

YamahaMT07Tracer 16


Tampoco aparecen vibraciones que te puedan molestar tras muchos kilómetros.

Los espejos, a pesar de no sobrepasar prácticamente la anchura del manillar, están muy bien situados y permiten ver perfectamente lo que dejas atrás con una imagen nítida, exenta de vibraciones.

La estabilidad en recta y curvas amplias es más que correcta, se nota su incremento de longitud total que le da más aplomo a velocidades medias y altas.

El consumo en uso mixto (algo de ciudad, ruta a ritmo de viaje y bastantes tramos de montaña) ha sido de 5,23 litros s los 100 Km. La reserva ha entrado  a los 235Km, y hemos repostado 13,47 litros con 257,4km en el marcador, una autonomía teórica, apurando los 17 litros de capacidad de su depósito,  de más de 320 km, nada mal. Lógicamente podemos aumentarla si  utilizamos ritmos de viaje contenidos y más constantes.

Para viajes de varios días, el catálogo Yamaha dispone de varias opciones de equipajes que acompañan muy bien su estética, como maletas rígidas de 20 L., maletas semirrígidas, top case de 39 L. y varios tipos de bolsa sobre depósito con lo que puedes convertirla en una muy digna moto de turismo.

YamahaMT07Tracer 44


En carreteras de montaña es donde, a mi modo de ver, mayor partido se le saca a una trail asfáltica o al menos donde más me suelo divertir con ellas. La sensación de amabilidad que me había estado embargando en ciudad y a ritmo de viaje, se confirma en carreteras de curvas a ritmo medio, pero incrementas el ritmo, si te pones en modo diversión, empieza a aparecer su cara “pasional”, estirando marchas el sonido ya no parece tan discreto y la aceleración a la salida de las curvas te hace sentir que llevas una moto de bastantes más caballos. Puedes apurar la frenada para negociar la siguiente curva aprovechando la potencia y tacto de los frenos, como hemos comentado anteriormente, sin el mordiente inicial de una deportiva, pero con potencia sobrada. También puedes aprovechar la noble retención y buena tracción del motor para ir enlazando curvas sin abusar de los frenos.

Las suspensiones no son regulables, pero los ajustes de fábrica resultan muy adecuados. Para mi gusto excelente el de la horquilla, absorbente sin ser blanda y aguantando muy bien el hundimiento en frenadas fuertes. El amortiguador bien en asfaltos buenos y medios pero algo “seco” en carreteras muy bacheadas.

Tanto en las maniobras de entrada en la curva como en los cambios de dirección se comporta con nobleza y sigue la trayectoria sin nerviosismo ni sensación de flotabilidad, la rueda delantera da confianza y a lo largo de la curva se nota aplomada.


En una salida con mis compañeros habituales de ruta, con motos de hasta el doble de potencia, he disfrutado de sus cualidades sin echar de menos nada (salvo algunos grados mas de temperatura ambiente) no porque yo sea un piloto rápido, lo que no seria cierto ya que en mi grupo de amigos hay varios que lo son más, si no porque en carreteras de montaña es difícil exprimir muchos mas cv de los que tiene la tracer y estos se aprovechan muy bien gracias a lo pronto que aparecen y lo progresivo de su incremento hasta la potencia máxima . Cada vez me convenzo mas que para carreteras públicas cifras entre 60 y 90 cv en un peso contenido, son suficientes para pasártelo muy bién.

YamahaMT07Tracer 32


Por campo, usando pistas muy fáciles, solo puedo decir que es más agradable y fácil de controlar que una naked, pero ni es su terreno ni Yamaha ha pretendido que lo sea al diseñarla, es una moto 100% de carretera.

Resumiendo, la Tracer 700 es una excelente moto para todo uso, muy práctica en ciudad, cómoda, amable y fácil de llevar. Los 75 cv de su motor se aprovechan muy bien gracias sus buenos bajos y mejores medios. Si no buscas una moto pura de circuito ni tampoco una moto off-road, es difícil que no aciertes con ella, todo lo demás lo hace muy bien.

Además, su precio de 8.299€ la convierte en una compra inteligente y si no quieres desembolsarlo de golpe y dispones de 1.416€ para dar una entrada Yamaha ofrece, hasta el 30 de junio, una promoción que permite disfrutar de ella, matriculada y con seguro a todo riesgo incluido el primer año, pagando 90€ al mes durante los siguientes 35 meses y pudiendo decidir al final si te la quedas por 3.745€, la devuelves a tu concesionario o la usas como entrada para otra.

YamahaMT07Tracer 17


Continúa con la ficha técnica....


Artículos relacionados