Una Suzuki GSX-R1000 para correr una carrera Off Road

Escrito por Vicentino el . Publicado en Otras

Arrepiado Baja Portalegre 500 2 
RaidsNo es raro ver a alguien modificar una superbike para hacerla ir más rápido en los circuitos con carísimas preparaciones, e incluso hemos visto a algunos usuarios transformar una superbike para hacer viajes alrededor del mundo. Pero a veces recibimos noticias de alguien haciendo algo completamente inusual como correr un Raid con una superbike. (sigue leyendo)

En esta ocasión, fue el piloto stuntman portugués y piloto de acrobacias, Ricardo Domingos "Arrepiado", quien ha sido noticia durante el pasado fin de semana, cuando decidió participar en la famosa Baja Portalegre 500 con una Suzuki GSX-R1000 ligeramente modificada.

44876460 2556971337653968 978663402824007680 n

Ricardo es un conocido piloto de acrobacias y ya había modificado su Suzuki GSX-R1000 agregando un kit turbo al motor de cuatro cilindros en línea para usarlo en sus programas de acrobacias, pero el fin de semana pasado hizo lo que muchos pensaron que no sería posible, correr una prueba off road con la GSX-R1000.

La moto en sí era básicamente de serie, y su equipo solo ha modificado las suspensiones y los reglajes para aguantar en las pistas de arena y demás zonas fuera de la carretera, el carenado de circuito se cambió por uno más pequeño y se cambiaron los manillares habituales que vemos en las superbikes para permitir que Ricardo pilote la moto mientras está de pie en las estriberas. Por supuesto, los neumáticos también han sido diferentes a la versión de carretera, obligados por la imprescindible adaptación a terremos off road.

Arrepiado Baja Portalegre 500

Él y su Suzuki GSX-R1000 compitieron en la categoría Hobby, y sorprendieron a muchos espectadores e incluso a sus rivales cuando terminó la carrera en 3 horas y 23 segundos con una velocidad media de 61,62 km/h. en los 221 km de recorrido de la Baja Portalegre 500, que tuvo lugar en Alentejo, Portugal.

Terminó la carrera en la posición 24 de 70 participantes y aunque sorprendió a todos los que lo vieron acelerando en el barro y la tierra, cruzando el agua como si estuviera montando sobre una motocicleta off road, no todo salió bien. Cuando estaba a solo 50 km del final de la Baja, el amortiguador trasero de la GSX-R1000 dijo basta y obligó a Ricardo a afrontar la última sección del recorrido solo con el muelle. También se quedaron por el camino la matricula y el grupo óptico trasero.

Artículos relacionados