Triumph desarrollará en dos años una motocicleta eléctrica asequible y funcional

Escrito por Willy Dickinson el . Publicado en Salones

Factoria Triumph
Triumph anunció que acometerá un ambicioso e innovador plan, al que ha denominado TE-1, para acelerar la incorporación de motocicletas eléctricas a su gama, para ello se ha aliado con varías empresas británicas del sector entre las que destaca Williams Advanced Engineering, una empresa con una dilatada historia en la Fórmula 1.


La intención de la marca es incorporar en el plazo de dos años un modelo eléctrico, ligero y compacto, que pueda ser una opción clara y de gran competencia en el mercado, hay que recordar que una factoría como Harley-Davidson empezará a comercializar su moto eléctrica, la LiveWire, este año.

Tal vez pienses que el modelo que sacará Triumph se llame TE-1, no obstante, dicha denominación corresponde más bien al proyecto conjunto y su objetivo principal es el desarrollo de las baterías y los motores, que es el más importante caballo de batalla y donde más dificultades hay, por tanto, no se tratará de el desarrollo de sólo un modelo, la tecnología desarrollada se aplicará a varios modelos.

Tal y como se ha concebido el proyecto Williams es la clave del éxito, la empresa de la F1 aporta su experiencia y capacidad de desarrollo de la tecnología que puede fabricar e integrar en la motocicleta resultante baterías livianas. Otro socio clave es Integral Powertrain, un equipo de especialistas en el campo de la electricidad y que pertenecen a la Universidad de Warwick, ellos son fundamentales para el desarrollo del motor, curiosamente hay una tercera pata importante y es la financiación pública a través de la agencia gubernamental británica Innovate UK.

Hay una diferencia que distingue este proyecto del que han acometido otras marcas, no quieren que el resultado del desarrollo sea una motocicleta eléctrica tremendamente cara o de bajo rendimiento, no quieren que sea simplemente cumplir el expediente como si fuera un compromiso resultante de una moda, quieren que la moto que diseñen entre en el catálogo en las mismas condiciones de funcionalidad y precio que las ya existentes, sin ningún compromiso manifiesto con todas las diferentes opciones, en definitiva que, por ejemplo, puedas elegir en igualdad de condiciones una Street Triple de gasolina o eléctrica.