Comportamiento de una Moto Limitada: Brutale 675 - Con pasajero

Publicado en Artículos

Article Index

Brutale675Acc 102
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la Montaña y con pasajero

Después de hacer esta prueba en un tramo tan complicado de autovía, aunque sea de circunvalación, ya no es necesario llevar la Brutale limitada a cualquier otra interurbana, ya sea autovía o autopista. Por tanto, tan sólo nos resta probar el comportamiento de esta MV Agusta recortada en el último escenario habitual del motorista: La carretera de montaña.
Para ello, una mañana de domingo me hice acompañar por otra moto que además viajaría con pasajero, para hacer un recorrido clásico por la Sierra de Madrid. En el trayecto de aproximación a la montaña, tuve ocasión de probar varias veces el rendimiento que ofrece la aceleración de la Brutale 675 limitada en una maniobra harto comprometida: El Adelantamiento.

Circulando detrás de varios coches que marchaban en torno a los ochenta por hora, bajar el cambio a la cuarta marcha y abrir gas, al tiempo que haces el contramanillar para virar a la izquierda, era todo uno para que al instante siguiente el coche adelantado desapareciera de mi panorama.
Añado a este punto que durante el viaje de vuelta, ya con pasajero, volví a verme en la necesidad de adelantar varias veces más, y el peso extra del acompañante, sumado a los 102 kilos ya repetidos de quien escribe, apenas si representaba una influencia digna de mención a la hora de acelerar y dejar detrás al coche correspondiente.

Brutale675 010

Bien. Llegamos a la base de la montaña para comenzar así la ascensión al puerto por una carretera archiconocida para quien firma –y para todos los motoristas de Madrid-, que arranca con una primera rampa, larga y de cierta exigencia. En ella tuve la oportunidad de probar en toda su extensión tanto el par motor, como la entrega y la aceleración prolongada de este tricilíndrico limitado. De sobra para subir con dignidad y suficiente para transmitir al principiante las primeras sensaciones intensas que empezará a vivir sobre una moto, una aceleración suficiente para sentir las primeras subidas, moderadas y progresivas, de una adrenalina que tendrá siempre a punto para compensar su natural vulnerabilidad cuando se convierta en un motorista curtido.

Por fin llegan las curvas, las más pronunciadas y con salida en cuesta que servirán como escenario del último test para esta particular prueba. En el momento de abrir gas al paso por el vértice (punto más cerrado de la curva) con el 675 por encima, aproximadamente, de las 3.500 rpm, hace una entrega sobrada de par para levantar la moto y, no sólo eso, cuando estira hasta ese corte administrativo situado en las ocho mil, lo hace con una limpieza y una plenitud que lanzarán al principiante hacia la siguiente curva con la suficiente fuerza como para sentir esa excitación que nos ha hecho a todos devotos de La Moto y la suficiente mesura, al mismo tiempo, para que sus sentidos y sus reflejos, inexpertos aún, se vayan adaptando al paso de las piedras, de los árboles y de todo el paisaje por sus flancos con una intensidad desconocida para él hasta entonces.
Por otra parte, a medida que el principiante vaya asimilando esa aceleración dosificada y desarrollando sus recursos para la conducción y su capacidad de respuesta, irá escalando de marchas sobre el cambio, llegando a jugar con él, finalmente, cuando empiece a dominar el potencial que ofrece este 675 limitado.
Finalmente, el acompañante se sube en la plaza trasera de la Brutale y recibo en la salida de las curvas, prácticamente, las mismas sensaciones que he anticipado en la maniobra de adelantamiento a dúo. Es decir: el principiante podrá contar con suficiente aceleración y respuesta, por lo que tendrá muchas más preocupaciones en controlar la masa extra y las inercias aumentadas, tanto en las retenciones y frenadas antes de la curva, como en los cambios de dirección al abordarlas y salir de ellas.
Un último dato:
La velocidad máxima que refleja el marcador de la MV Agusta Brutale 675 limitada es de150 por hora, ni un km más.

Artículos relacionados