Prueba Harley-Davidson Sportster 1200 Iron, la última de las rebeldes

Escrito por José Angel el . Publicado en Pruebas de motos

Harley Davidson 1200 Iron 15
Nunca me lo había planteado, pero llegó el día en el que probar una Sportster recién salida del concesionario me supo a despedida, vivimos un momento en el que una Harley-Davidson Sportster, la más genuina de las motos de Milwaukee, la que todavía quedaba con cierta pureza y cuya existencia se remontaba hasta los años 50, ya no tiene cabida. Cuando yo era joven soñaba con una de ellas, todos la veíamos como la puerta de acceso al Olimpo de las Custom, íbamos pasando por japonesas hasta que por fin caía la Sportster, yo sigo conservando la mía, ya lo sabéis, la Nieves, una 883 carburada de hace más de 18 años.


Harley Davidson 1200 Iron 35





Kustom Biker: José Angel Lorenzo


Ficha: 49 años, 74 kilos, 1,70 m

Nivel: Adicto a la Kustom Kulture y a los kilómetros sobre hierros.






Los chavales ya no quieren ser grasientos de la carretera, incluso muchos ni si quiera tienen interés por la carretera, la pandemia del Covid-19 los ha trastocado todo pero en cualquier caso los potenciales compradores de una Sportster ya no son como los de antes, los tiempos siempre cambian y el actual cambio se ha llevado por delante a este mítico modelo, los moteros más jóvenes están pensando en plásticos Naked llenos de electrónica, silenciosos y de colores chillones, otros son carne de viajar en transporte público, alojarse en Airbnb, conocer sólo en centro de la ciudad que visitan y moverse en patinete o scooter eléctrico. Y tal y como se han puesto las cosas muchos de los que se comprarían una Harley-Davidson directamente no tienen el dinero para ello y el remate final es la normativa Euro5, una legislación que atropelló a otro modelo mítico. Pero aquí estamos, viendo normal que una moto que consume una mierda de cantidad de gasolina y emite poco por unas colas extremadamente filtrantes de ruido y gases, es el mal, y sin embargo vemos coches descomunales que gastan 10 litros de gasoil pero cuentan con un simbólico motorcillo eléctrico y con ello obtienen la etiqueta Eco, como decían los Golpes Bajos, son malos tiempos para la lírica.

Y ahora me encuentro aquí, ante la página en blanco de mi ordenador, con una sensación extraña, frustrado y sin saber cómo empezar, dicen los Sinkope “hace días que no vienen a verme las musas, la libreta me acusa de querer huir…” con la rabia de no querer escribir el epitafio de una moto que ha simbolizado tantas cosas y que amo, una moto que ha supuesto tanto y ha sido la llave de tanto que se merece que se la dignifique como se merece, por todo ésto y aunque también dicen los Sinkope sobre las musas “a mí me da igual que vengan guerreras o envueltas en paz…”, a mí, en este caso, me han venido guerreras.

La Sportster se remonta casi a los albores del motociclismo moderno, el que nació tras la Segunda Guerra Mundial, es una gran precursora del movimiento Custom, de las bandas de moteros de chalecos con colores MC, fue la moto que pegó un puñetazo encima de la mesa de una Norte América cincuentera encorsetada y a la que presentaba oposición con chupa de cuero y tupé.
lv0117 262803 12x
Hubo unos modelos precursores de la Sporster, en 1952 Harley Davidson lanzó la K Sport y la Sport Solo, mientras enredaba con un prototipo, la eXperimental Light, este prototipo vio finalmente la luz como el modelo de producción Sportster en 1957, de ahí el código de producto de esta moto comienza por XL. La marca de Milwaukee se lanzaba al combate contra las ligeras y eficaces motos europeas.

Si en su momento pudo suponer una punta de lanza de modernidad, tecnología y hasta deportividad, pronto decidió tomar su propio camino y la marca lo vio claro, fue un camino oscuro pero lleno de sensaciones, fue madurando lentamente, a otro ritmo, sin prisa, como un buen vino de reserva.

La Sportster es el verdadero símbolo del motor V-twin de 45 grados refrigerado por aire, con la vibración más típica de la marca y con el sonido más puro, bueno, al menos mientras la alimentación fue por carburador y las colas unas Screamin’ Eagle.
Harley Davidson 1200 Iron 19
Pero si hay algo que caracteriza a la Sportster es ser la portadora del depósito de gasolina más icónico, imitado y deseado del Custom, el Peanut, hay customizadores que no sienten rematada la obra hasta que han puesto en todo su esplendor un Peanut, aunque sea en una Kawasaki. La actual moda del Café Racer se ha cargado un poco esta imagen más Custom y es que ahora todo lo que se ve que sale de los talleres de los customizadores son Café Racer.

Pero decíamos que la Sportster seguía su propio camino y a su ritmo, en 1967 montó arranque eléctrico, en 1969 se ponen los primeros silenciadores de ruido en las colas, en 1972 con los japoneses ganando terreno llega el motor de 1000 cc, en 1986 llega el motor EVO, en 1991 pasa de 4 a 5 marchas, pero es en 2004 cuando se intenta modernizarla más, se montan silenblocks de goma para reducir la vibración al chasis, ya no se ve el comunicador de escapes y la rueda trasera pasa de ser una 130 a una 150 mm y finalmente en 2007 deja de ser carburada para montar una inyección de combustible electrónica (EFI).
Harley Davidson 1200 Iron 7
Así que en medio de estos tiempos virulentos en los que la incertidumbre y la falta de criterio se han hecho dueñas de la sociedad, en los que las cosas auténticas pasan a ser proscritas por no ser políticamente correctas, fui a recoger una Harley-Davidson-Sportster 1200 Iron Billiard Blue. Una vez más os digo que fue como una despedida, me sentí como si la última de las rebeldes me fuera entregada para un último viaje.

La Sportster es una moto que admite casi cualquier tipo de manillar y de manera acertada, desde cuelgamonos radicales hasta semimanillares cafeteros, pasando por los cuernos de vaca o los que monta la Iron Blue que ves en las fotos, unos “semicuelgamonos” o Mini Ape, la versión más acertada y agradable de llevar los brazos elevados en una custom, seguramente el límite para la comodidad sea que no pasen las manos de la altura de los hombros, pero quién soy yo para poner límites, además, para ser chulo hay que sufrir. En cualquier caso, no conozco un modelo que se tan lienzo en blanco y que admita tantas customizaciones como la Sportster, puede ser perfectamente una Custom radical o una Café Racer de gran sabor.
Harley Davidson 1200 Iron 18
Estamos ante un modelo monoplaza, con el típico asiento “solo” que está montando la marca de Milwaukee en las Sporty desde hace unos años, con esa especie de joroba final, no está homologada para dos, así que si te pasa por la cabeza poner uno doble ten en cuenta de que además de convertirte en el titular de un papelito de multa, tu pasajero no tendría donde poner los pies porque carece de estriberas para él o ella.

La línea general busca más un aire puramente americano de cierto aroma Chopper. La Sportster que ves en esta prueba es una Iron con acabado de pintura Billiard Blue, la carrocería está pintada de un azul muy ennegrecido, una moto oscura, de alma y de pintura, ya hemos escrito por aquí en numerosas ocasiones que el cromo no se lleva, por la Iron sólo verás brillo en la parte que queda visible de la horquilla por encima de los fuelles y en las columnas de los árboles de levas, todo lo demás es negro, desde el motor hasta las colas, pasando por las llantas y seguramente hasta el alma del que la pilote. Precisamente las llantas nos llaman la atención por ser de palos y no de radios, alejando la imagen de un aire vintaje; también tenemos el cupolino del faro, muy Café Racer, esta extraña combinación se ve incluso en modelos de producción desde que, hace ya unos años, las Harley-Davidson de los protagonistas de la serie Sons of Anarchy los montaran, con diversas medidas y formatos y aunque aquellos iban principalmente en las antiguas Dynas, la MoCo saca esta Iron con uno ya puesto de serie.

Como concesión al color tenemos la preciosa decoración setentera de su depósito Peanut, una librea que tiene más historia de la que muchos puedan imaginar, se trata de la decoración de algunos de los modelos de una época muy dura de la marca de Milwaukee.
1bcee4ed7f624a68131800bb5c9ea819
Allá por 1968 Harley-Davidson estaba casi en la bancarrota, sus ventas eran un desastre, de hecho, no se podía económicamente ni permitir fabricar sus motocicletas en suelo americano y por ello más de la mitad de sus unidades se hacía en Italia, de orden de unas 26.000, en la factoría de las Aermacchi. El grupo American Machine & Foundry Company (AMF) compró Harley-Davidson, estamos hablando de una marca que fabricaba productos para gamas de juegos de bolos, entre otras cosas relacionadas con ocios nada moteros, además de productos como carritos de golf o motos de nieve a las que ponía el logo de Harley-Davidson, los de AMF se pasaron por el forro toda la tradición y el espíritu de las motos de Milwaukee, si las cosas iban mal antes con la nueva imagen que se estaba dando se iba todo a hacer puñetas más deprisa todavía, pero amigos, si algo reencarna a estas motos es ser pura imagen, sensaciones y una forma de entender las cosas, y a los de AMF les vino a salvar el cine, coincidiendo con todo esto se estrenó la película Easy Rider y con ello se inauguró un cine que no había existido hasta ahora con tal crudeza, los jóvenes se rebelaban contra una sociedad encorsetada y exigían su derecho a vivir la vida con libertad, a experimentar con la música y las drogas a llevar la contraria enarbolando la bandera de la contracultura y todo ello a lomos de una moto, la Harley-Davidson y muchas de ellas eran Sportster y muchas llevaban la decoración que hoy ves en esta Iron.
1Women and motorcycles aermacchi bnr
También era la época en la que se fabricaron motos de pequeña cilindrada, las Aermacchi, sin la calidad de siempre e intentando competir contra las emergentes motos japonesas, con los años se abandonó esa ruinosa idea y AMF salió de Harley-Davidson, vendiéndose esa sección de motos a una familia que creó su propia marca: Cagiva. De aquellos tiempos nos llega una iconografía y decoración maravillosa para mi gusto, pero ya sabemos que cada uno tiene el suyo.

Sin duda la Sportster era nuestra Rock’n’Rolla, la de Jesús y mía, los dos marcianos de la sección de El 7 grasiento, ya sé lo que piensas, como se apuntaba en la maravillosa película de Guy Ritchie tal vez crees que estoy hablando de una vida de rock, drogas y viajes al hospital, pero queridos eso es algo pueril y sin sentido que sólo crea seres vacíos, todo el mundo tiene gustos y por lo general caros, pero nosotros cultivábamos todos los gustos, los caros y los baratos, la gente por lo general es capaz de apreciar y anhelar la buena vida, unos el dinero, otros las drogas, otros el sexo, el glamour, la fama, las metas deportivas, la velocidad, las distancias recorridas… pero nosotros éramos diferentes, éramos auténticos Rock’n’Rollas, nosotros queríamos el pack completo y muchas veces el pack viajaba en nuestra Sportster y hemos exprimido hasta la última gota de jugo y pasión.
Genoveva y Nieves BN
Hay gente que le gusta montar en bici, hay gente que le gusta montar en scooter, hay gente que le gusta montar en moto y los hay que les gusta vivir a lomos de una Sportster, si lo haces en la Iron Blue que nos ocupa hoy, los brazos van razonablemente para arriba pero los pies se quedan en una posición intermedia, al estilo de los moteros californianos o de los japoneses del festival Mooneyes que tantas veces hemos visto con los dientes largos, pero a diferencia de todos éstos, las estriberas no están elevadas y la posición es más natural.

El motor Evolution de 1200 cc es un motor tosco pero tremendamente versátil, son los puñeteros martillos de Lucifer puestos a tu servicio, si le exprimes te da tirón, agilidad, picardía y mucho par, pero si decides llevarlo manso, a bajas vueltas, vibra con cada golpe de sus pistones, no se va a calar, no se ahoga, se mueve y se menea, pero no te confundas, aunque parece que se está parando es difícil que lo haga, cada pistonada empuja, si la gasolina explota en su interior te va a dar la vida suficiente, no es fino, pero es fiel y duro.
Harley Davidson 1200 Iron 21
Lo peor es que es un motor con bozal, uno de los motores con el sonido más bonito que quedan del catálogo de Harley-Davidson no puede escucharse, como vayas al lado de un autobús de transporte público, ni lo oyes, como tampoco lo oyes si el barrendero de turno o el propietario de un chalet amontona las hojas de los árboles con un infernal aparato de esos que es como un secador enorme, pero la peligrosa es la Sportster… El caso es que una Harley-Davidson no puede sonar como debe, con su melodía y maravilloso traqueteo, todo lo demás sí puede hacer ruido, por molesto que sea.

En carretera es una moto que siempre genera en algunos al verla la sensación de que se trata de una carriola de exhibición y de poca enjundia, es muy divertido comprobar que no pueden seguir el ritmo que muchas veces es más el límite de las estriberas contra el suelo el que cuestiona un paso por curva ágil y aquí tampoco mucho, porque en contra de lo que puedan alegar algunos tampoco es tan fácil tocar el asfalto con ellas y más si juegas con tu cuerpo para compensar, al no ser tan alto el cuelgamonos es muy factible compensar la inclinación que le quitas a la moto con el movimiento de tu espalda y brazos.
Harley Davidson 1200 Iron 33
Pero todo esto si quieres poner pies el polvorosa, si quieres ir normal puedes disfrutar del paseo con el placer de un ritmo agradable, porque una gran ventaja de esta moto es que si por lo que sea tienes, quieres o necesitas ir despacio se puede hacer con total naturalidad, sin amarguras, con el ritmo de sus vibraciones, eso sí.

La suspensión es curiosamente más blanda de lo que me esperaba, todas las neoclásicas que llevan la añeja configuración de dos amortiguadores al eje tienden a ser bastante duras, posiblemente para evitar hacer tope, más fácil de hacer ese tope que en una suspensión moderna de monoamortiguador en el basculante, a cambio el tarado de esas suspensión trasera la montan con una firmeza casi de tabla, curiosamente en este modelo una suspensión casi rígida estaría hasta justificada por su estética un tanto Chopper y en cambio, es de los que menos dura la presentan, pero tampoco te creas que vas sobre una mecedora, ni mucho menos.

Si las Sportster siempre tuvieron una parte ciclo muy peculiar, los frenos eran la madre del cordero, mi Nieves frena mal y a destiempo, es decir, o no frenan o se bloquean, esto hace que cualquier otra cosa te parezca el sistema de frenado una MotoGP, pero esos antiguos frenos nada tienen que ver con los de esta Sportster, si bien la Roadster ya te conté que era la mejor definitivamente en todos estos campos de todas las Sportys, la Iron no presenta defectos, su freada es correcta, con un gran Ángel de la Guarda como es su ABS, con el aplomo suficiente y el agarre considerable gracias a los Michelin de edición especial Harley-Davidson que montan ahora y que nada tienen que ver con las piedras pómez que eran los Dunlop que la MoCo montaba hace años.
Harley Davidson 1200 Iron 12
Finalmente te diré que la autonomía de este hierro está más limitada por la capacidad del depósito que por el consumo, el Peanut puede albergar en su interior 12,5 litros de gasolina, muy bien aprovechados porque mis consumos estuvieron entre 4,34 y 4,71 litros a los 100 kilómetros, vamos que la media fue de unos 4,5 litros a los 100, lo que para un motor de 1200 cc que desarrolla una potencia de 66 CV no está nada mal, mejor que los 10 litros de gasoil de algunos coches “Eco”, me niego a creer que además la Sportster emita más gases contaminantes, pero esa es una medida que se hace en función gases emitidos/peso, no por el total de los gases emitidos… otra trampa más.

La Sportster es una moto rebelde, una proscrita, sigue siendo pura imagen de la contracultura, siempre fue la distinta, la criticada, la temida, pero la también la envidiada y anhelada, ahora que todo son fáciles e insulsas Trails todavía nos queda la más legendaria de las Sportster, por desgracia tener acceso a este modelo recién salido de fábrica no será por mucho tiempo, pero todavía tienes la oportunidad ahora.

Precio de la versión Vivid Black 11.480 Euros
Precio de la que ves en esta prueba 11.730 Euros


Especificaciones Técnicas Detalladas

DIMENSIONES

LONGITUD
2.200 mm

ALTURA DEL ASIENTO, SIN CARGA
735 mm

DISTANCIA AL SUELO
110 mm

ÁNGULO DE HORQUILLA
30

AVANCE
117 mm

DISTANCIA ENTRE EJES
1.515 mm

NEUMÁTICOS, DELANTERO
100/90B19 57H

NEUMÁTICOS, TRASERO
150/80B16 77H

CAPACIDAD DEL DEPÓSITO DE COMBUSTIBLE
12,5 l

CAPACIDAD DE ACEITE (CON FILTRO)
2,6 l

PESO EN SECO
248 kg

PESO EN ORDEN DE MARCHA
256 kg

MOTOR

Evolution™ refrigerado por aire

DIÁMETRO
88,9 mm

CARRERA
96,8 mm

CILINDRADA
1.202 cc

RELACIÓN DE COMPRESIÓN
10:01

ALIMENTACIÓN
Inyección electrónica de combustible de toma secuencial (ESPFI)

ESCAPE
Escape superpuesto y colectores negros con silenciadores negros de corte sesgado

PRESTACIONES

MÉTODO DE PRUEBA DE PAR MOTOR
EC 134/2014

PAR MOTOR 3
96 Nm

PAR MOTOR (RPM)
3.500

POTENCIA
66 CV / x49 Kw @ 6000 rpm

ANGULO DE INCLINACIÓN, DERECHA (GRADOS,)
27

ANGULO DE INCLINACIÓN, IZQUIERDA (GRADOS,)
28

MÉTODO DE COMPROBACIÓN DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLE
EU 134/2014

AHORRO DE COMBUSTIBLE
5,2 l/100 km

MÉTODO DE COMPROBACIÓN DE EMISIONES DE CO2
EU 134/2014

EMISIONES DE CO2
120 g/km CO2

TRANSMISIÓN

TRANSMISIÓN PRIMARIA
Cadena, relación secundaria 38/57

RELACIÓN DE CAMBIO 1.ª
9004
RELACIÓN DE CAMBIO 2.ª
6432
RELACIÓN DE CAMBIO 3.ª
4783
RELACIÓN DE CAMBIO 4.ª
3965
RELACIÓN DE CAMBIO 5.ª
3,4

PARTE CICLO

LLANTAS, DELANTERA 4
Negras, 9 brazos

LLANTAS, TRASERA 4
Negras, 9 brazos

FRENOS, TIPO DE PINZA
De doble pistón delante y detrás

SISTEMA ELÉCTRICO

LUCES (SEGÚN LAS NORMATIVAS DEL PAÍS), LUCES TESTIGO
Luz larga, punto muerto, presión de aceite baja, intermitentes, diagnóstico del motor, nivel de combustible bajo, batería baja, sistema de seguridad (si lo equipa), ABS (si lo equipa)

INDICADORES
Velocímetro electrónico montado en el manillar con cuentakilómetros, reloj horario, doble cuentakilómetros parcial, piloto de advertencia de nivel bajo de combustible, piloto de presión baja de aceite, indicador de diagnóstico del motor, luces testigo led

Galería de fotos
  • Harley-Davidson-1200-Iron-1
  • Harley-Davidson-1200-Iron-10
  • Harley-Davidson-1200-Iron-11
  • Harley-Davidson-1200-Iron-12
  • Harley-Davidson-1200-Iron-13
  • Harley-Davidson-1200-Iron-14
  • Harley-Davidson-1200-Iron-15
  • Harley-Davidson-1200-Iron-16
  • Harley-Davidson-1200-Iron-17
  • Harley-Davidson-1200-Iron-18
  • Harley-Davidson-1200-Iron-19
  • Harley-Davidson-1200-Iron-2
  • Harley-Davidson-1200-Iron-20
  • Harley-Davidson-1200-Iron-21
  • Harley-Davidson-1200-Iron-22
  • Harley-Davidson-1200-Iron-23
  • Harley-Davidson-1200-Iron-24
  • Harley-Davidson-1200-Iron-25
  • Harley-Davidson-1200-Iron-26
  • Harley-Davidson-1200-Iron-27
  • Harley-Davidson-1200-Iron-28
  • Harley-Davidson-1200-Iron-29
  • Harley-Davidson-1200-Iron-3
  • Harley-Davidson-1200-Iron-30
  • Harley-Davidson-1200-Iron-31
  • Harley-Davidson-1200-Iron-32
  • Harley-Davidson-1200-Iron-33
  • Harley-Davidson-1200-Iron-34
  • Harley-Davidson-1200-Iron-35
  • Harley-Davidson-1200-Iron-4
  • Harley-Davidson-1200-Iron-5
  • Harley-Davidson-1200-Iron-6
  • Harley-Davidson-1200-Iron-7
  • Harley-Davidson-1200-Iron-8

Artículos relacionados