Ni Indian ni Harley-Davidson, el pionero en la innovación de las motocicletas en Estados Unidos fue Curtiss

Escrito por José Angel el . Publicado en Constructores y creaciones

gtyuygygtftyrfggt76gt67trtrf
Curtiss- A la hora de hablar de motocicletas de Estados Unidos todo el mundo identifica a Harley-Davidson, incluso ahora desde que la marca fue resucitada tras décadas desaparecidas Indian se une al imaginario popular de las compañías míticas americanas, pero lo que no se suele tener en cuenta es que hubo otra marca en los albores de las motocicletas que presentó grandes innovaciones.

A principios de 1900 y con todo todavía por definir en el mundo de las motocicletas tenemos a un genio llamado Glenn H Curtiss, nacido en Hammondsport en el estado de Nueva York en 1878, era un fabricante de bicicletas cuyo cerebro era un hervidero de ideas que como motorizar sus vehículos de dos ruedas que vendía y reparaba en las tres tiendas de su propiedad.
66dc96c0417236708dd67589aea3e4f9
En 1903, estaba usando un motor monocilíndrico de dos tiempos para viajar a 100 kilómetros por hora usando un chasis de bicicleta modificado, posiblemente estamos hablando del vehículo a motor que no iba por raíles más rápido del mundo en ese momento.

Pero Curtiss no sólo era un reputado mecánico-inventor-ingeniero, era un tremendo adicto a la velocidad y creó sus propios motores de combustión interna, se cuenta como anécdota que un directivo de Indian le visitó en Hammondsport y se quedó fascinado por la capacidad de Curtiss de llevar adelante todo el desarrollo de sus máquinas desde el pequeño cobertizo estaba detrás de la sala de exposición de su tienda de bicicletas, no es de extrañar esa actitud del de Indian puesto que los chicos de Harley-Davidson comenzaron de una manera similar y también les menospreciaron hasta que perdieron la guerra comercial con ellos, pero esa es otra historia.
4f5a8738 39 40pm m
El motivo de la visita del directivo de Indian es que una motocicleta modificada y equipada por un motor monocilíndrico fabricada por Curtiss había ganado a las suyas, fue algo que Indian no asimiló muy bien.

Pero la polémica de Curtiss con Indian es sobre quién fabricó primero el motor de dos cilíndros en V, hasta 1911 Harley-Davidson no presentó el suyo y Curtiss lo hizo en 1907, pero Indian siempre ha defendido que ellos ya lo fabricaban en 1907 y más aún, tenían un prototipo en 1904.
Pero Curtiss seguía con lo suyo, la pasión de la velocidad, en 1907 estableció con su motocicleta Curtiss V-8 un récord mundial de velocidad, con un registro de 219,5 km/h.
Glenn Curtiss on his V 8 motorcycle Ormond Beach Florida 1907
Aunque Curtiss descubrió que no tenía porqué limitarse a la velocidad en tierra y en 1907 entró en el mundo de la aviación de la mano de Graham Bell y conoció a los hermanos Wright, en 1909 produjo independientemente su primer aeroplano, el Curtiss N.º 1, conocido como Gold Bug o Golden Flyer. Más adelante, con el Reims Racer (un modelo algo más amplio que el Gold Bug), ganó ese mismo año la Copa Gordon Bennet, en Reims, Francia… pero los detalles de su pasión por volar nos interesan menos hoy.

Quedaros con que en 1907 alcanzó los 219,5 km/h con una motocileta de 8 cilindros en V y 4400 cc, toda una locura para la época, una evolución brutal, montada con gran habilidad sobre el chasis modificado de una de sus bicicletas, no había en ese momento en el planeta vehículo a motor más rápido, sobre raíles a fuera de ellos.
Curtiss Museum 5
Fue el impulsor de auténticas innovaciones tanto en aviación como en barcos de tipo lanchas, incluso contribuyó al desarrollo del hidroavión.
En contra de lo que te puedas imaginar este adicto no murió victima de un accidente, aunque sí antes de tiempo, falleció en 1930 por culpa de una apendicitis, con él murió su empresa y nadie supo continuar su legado.