¿Cómo llevar tu moto en el remolque?

Escrito por Vicentino el .

13619825 10157110277300402 1101546522986620495 n 
 
Lo más práctico para transportarla hasta el área de tu excursión, o a un circuito es, sin duda, un remolque específico. Hoy te damos algunos consejos para facilitarte la experiencia. (sigue leyendo)

Si un remolque está descargado y desenganchado, bastará una sola persona para maniobrarlo. Además, si se dispone de un lugar para guardarlo, es muy sencillo voltearlo sobre su zaga para colocarlo en posición vertical. Adosado a una pared, apenas ocupará espacio. Un primer paso, por supuesto, será acoplar a tu coche un “enganche” homologado por el Ministerio de Industria. ¡Cuidado! Esta homologación debe ser específica para motocicletas y debe estar en vigor. Una vez instalado por un profesional, deberás legalizar el conjunto de coche-enganche-remolque en un Centro de Inspección Técnica de Vehículos, ITV.

image 1 large

Por supuesto, el propio remolque deberá montar la matrícula, también homologada, del vehículo de arrastre. Para encargar la placa accesoria necesitarás aportar su documentación. Los remolques acondicionados para moto, sean de una, dos o tres plazas, incorporan una rampa inclinada que facilita subir las motos a sus carriles. Con un poco de práctica, sobre todo en las motos de campo, te será sencillo treparlas al remolque ayudándote con el motor en marcha.

En las de calle, deberás cuidar que la moto no encalle -por la parte inferior del carenado, o los colectores de escape- en la unión que salva la diferencia de alturas entre la rampa y el remolque. Es fácil encontrar cinchas o correas de amarre especialmente adecuadas a sujetar motos. Una buena alternativa es pedir a tu concesionario que te guarde algunas de las que inmovilizan a las motos nuevas en su caja de expedición.



¿Por qué parte es mejor sujetar una moto sobre un remolque?

Antes que nada, es importante dejar la primera puesta para que la compresión del motor ayude a fijar la moto. Una medida extra de seguridad es mantener apretada la maneta de la bomba de freno delantera con una pequeña cincha, una brida plástica –que luego cortarás- o una goma elástica hecha de cámara de neumático.

Una correa que sujete una de las dos ruedas de manera que la moto jamás pueda desplazarse hacia delante en caso de una fuerte frenada dará igualmente una seguridad añadida. En cualquier caso, por regla general, lo ideal es primero retener las barras de la suspensión delantera pasando dos correas, una a cada lado, por el interior de las tijas inferiores. La zona central del manillar es una buena alternativa. De este modo, al tensar la correa y afianzar su hebilla o cierre auto-frenable, la moto quedará comprimida y aposentada de modo firme en el carril del remolque.

10390894 10154304928350402 4609047190587269041 n

Después es conveniente fijar el chasis, a la altura del tren trasero, a los anclajes laterales del remolque. Si debes cargar más de una moto, será quizás conveniente capicuarlas y además, unirlas una con otra de manera transversal de modo que no puedan rozarse.

Para terminar, un último consejo: antes de partir con el remolque cargado, dirígete a una zona plana despejada para practicar las maniobras de giro y aparcamiento. Salvo que seas un experto conductor de camiones con tráiler, verás que manejar un remolque en marcha atrás y “a contravolante” no es en absoluto evidente.

Artículos relacionados