Antonio Cobas: Un genio en el Olvido

Escrito por Tomás Pérez el .

Alex Crivillé, Carlos Cardús y Santi Mulero participan en este programa de radio, que cuenta en el estudio con el estimable apoyo de Valentín Requena, para resaltar la figura de este ingeniero que, probablemente, sea un desconocido para más de uno y que revolucionó la estructura de las motos hasta convertila en lo que vemos ahora todos los días (sigue leyendo).

Antonio-Cobas-en-1993

 

UN GENIO POSTERGADO EN EL OLVIDO

“Voy a liberar a la criatura que veo encerrada ahí dentro”. Fueron las palabras de Miguel Ángel cuando se plantó frente al bloque del mejor mármol de Carrara sobre el que luego cincelaría el Moisés, la colosal escultura que marca una referencia en las images 1artes plásticas, una obra que muestra el genio creativo como una visión instantánea que únicamente alcanza el ojo del artista. Los trazos y los colores que componen un cuadro de Miró se proyectan sobre la retina de quien lo contempla después de que el artista haya tomado un sentimiento para abstraerlo y luego guiar su mano sobre el lienzo hasta pintar el resultado de esa abstracción. En este caso, el genio creativo se muestra como una expresión. En el Renacimiento, esas dos facetas de la genialidad, la visionaria y la expresiva, convergieron en una misma figura, la de Leonardo Da Vinci, para adelantarle varios siglos a su época, quedando en los anales de la historia, probablemente, como el genio más universal que jamás ha existido.

Esto es algo que se encuentra, o se debe de encontrar, en el conocimiento de cualquier estudiante en plena pubertad; pero, trasladándonos al particular planeta de las dos ruedas, lo que posiblemente desconozcan muchos motoristas es que el mundo de la moto guarda en su historia su propio genio adelantado al tiempo en el que vivió, un genio que, al igual que Da Vinci, concibió sus ideas en una visión instantánea sobre un bloque de metal para abstraerlas y plasmarlas sobre el plano con el trazo de su tiralíneas.

antonio-cobas originalLa primera de sus criaturas, sobria y revolucionaria al mismo tiempo, jamás se hubiera concebido en la cabeza del más audaz de los ingenieros, porque el que la creó arrancó desde un punto mucho más alejado que la mismísima nada: partió de las carencias de una arquitectura obsoleta, repetida durante décadas, y de la necesidad de romper con un diseño sobrepasado por los motores desde hacía años. No era un simple titulado, era, como digo, un verdadero genio que decidió construir motos en su prodigiosa imaginación, de la misma manera en que podría haber diseñado el algoritmo de un cibernético ADN.

Un genio postergado injustamente en el olvido de muchos aficionados sobre el que hoy vamos a hablar, pretendiendo poner de relieve su aporte revolucionario al mundo de las dos ruedas, hasta el punto de concluir en que la mayoría de las motos que vemos hoy día por la calle se soportan sobre una estructura inspirada en sus bocetos, cuando no copiada, sin ningún recato, de algún diseño nacido del genio creativo de nuestro personaje:Antonio Cobas.

Tomás Pérez

PINCHA AQUÍ PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO

Artículos relacionados