images/banners/lamotoliteraria.png

Correr hoy con más de 50... años

Escrito por Tomás Pérez el .

podio 2º

Hipótesis preocupantes te asaltan la mente; escenas dramáticas, como fotogramas extraviados de una trágica película, se cruzan con tus pensamientos; preguntas cargadas de incertidumbres y temores neuróticos; secuencias oscuras en las que se representa El Final; se añora a la familia, y hay momentos en los que surge el arrepentimiento de no haberse despedido con algo más de trascendencia que un sencillo hasta la vuelta. Sin embargo, todos esos nubarrones que ensombrecen la ilusión que te ha llevado hasta la línea de salida desaparecen en el momento de soltar el embrague: la salvaje caballería se los lleva de súbito con la fuerza de un viento otoñal. Y, sumergido ya en la batalla sobre la pista, reaparece intacto aquel sentimiento eléctrico que surgió por primera vez hace ya más de treinta años. Una electrólisis que se produce combinando la efervescente adrenalina, la explosiva sensación de vivir con toda la intensidad posible, como si cada segundo se expandiera y cupieran en él secuencias de más de una hora, y la extraordinaria simbiosis con la moto, más patente y estrecha que nunca cuando el límite se aproxima. (leer más...)

 

Más artículos...

Artículos relacionados