BMW C 600 Sport: Prueba a Fondo

Escrito por Tomás Pérez el .

Índice del artículo

c 600 sport portada

BMW ha entrado en el mundo de los scooters, más que por su puerta grande, por su puerta mega con dos modelos. Pronto tendremos ocasión de probar la versión Gran Turismo, pero hoy os traemos la prueba del C 600 Sport... Por cierto, ¿es realmente "sport" este mega scooter alemán? En Super7 lo hemos verificado con una prueba muy poco usual en el circuito, tal vez fuera de guión. (leer más...)



 

c 600 sport david para posar

 

DPS

Ficha técnica: 1,90 m, 100 kilos

Nivel: antiguo aficionado a tandas libres y usuario diario de scooter, habiendo poseído varios de ellos.

 


BMW entra en el mundo de los megascooter con dos modelos. El C 600 sport y el C 650 GT y aunque sus cifras sean diferentes, los dos montan el mismo motor de 647 cc. 

Para esta ocasión, la marca bábara nos ha cedido una unidad del C 600 Sport, montando el paquete de alta gama que ofrece opcionalmente, y mis compañeros me han encargado que os hable sobre los aspectos prácticos, cotidianos y urbanos de este nuevo mega scooter.

c 600 sport sola

Primera impresión
Lo cierto es que en el primer golpe de vista, este scooter proyecta una imagen muy deportiva, con una atractiva silueta de líneas vanguardistas; un diseño con el que BMW pretende marcar su propio estilo, como no podía ser de otro modo, dentro de este nuevo sector para los alemanes. Sin necesidad de deslizar la mano por el C 600 Sport, sobresale la calidad de los acabados y el remate alemán de siempre en detalles como la unión de las carcasas o las superficies metálicas sobre las que se apoyan los pies. En el lado práctico y a simple vista, encontramos un frontal presidido por un parabrisas regulable en tres posiciones, empleando unas sencillas pero efectivas palomillas, y más abajo encontramos dos prácticas guanteras colocadas a ambos lados de la columna de dirección. También y antes de encender el motor, me han advertido sobre el práctico sistema de freno de mano que ha quedado activado sólo con desplegar la pata. La manera más segura de aparcar este scooter para los desmemoriados y contra la gravedad. Girando esa llave de contacto a un lado se abre automáticamente la tapa que da acceso al tapón de gasolina y al otro, de forma también automática, el asiento.

c 600 sport david frente

Al sentarnos sobre el C 600 Sport, la primera sensación es la de una posición de conducción un tanto elevada, dejando las piernas algo más replegadas de lo habitual, sobre todo para alguien de 1,90; sin embargo, esa aparente elevación no parece afectar al comportamiento dinámico del scooter, como vemos a continuación. Por otro lado, ya con los pies sobre el escudo y con las manos cogiendo los puños, se predice una postura muy cómoda para conducir en la que se agradece, además, una excelente visibilidad a través de los espejos retrovisores, incluso llevando una chaqueta con protecciones de talla XXL.

En Marcha
Sí, ciertamente este BMW C 600 Sport transita por las curvas que marcan las esquinas y las rotondas transmitiendo una contundente sensación de seguridad; así como un sólido aplomo en los tramos más rápidos de las circunvalaciones. Este sólido apoyo se soporta en su mayoría sobre los 160 mm de anchura con los que pisa el neumático trasero. No olvidemos que, a pesar del tamaño y prestaciones, estamos hablamos de un scooter y en este caso, más que en ningún otro sobre dos ruedas, el peso se desplaza inevitablemente hacia atrás.
En este escenario, en el de las grandes vías y de la autopista, la protección que ofrece el escudo de esta versión Sport, sobre todo en su parte más baja, tal vez se sienta un tanto recortada. Sin embargo, si uno se fija en su herman, el GT, su razón resultará fácil de comprender estableciendo un sencillo paralelismo:
El C 600 Sport puede ser, y de hecho es, al C 650 GT, lo que, trasladado al mundo de la motocicleta pura, la S 1000 RR es a la K 1300 S, o más aun, a la K 1600 GT. Efectivamente, no hay más que fijarse en el carenado recortado y ajustado al cuerpo de la deportiva más radical y en la extensa carrocería, de generosa protección, que monta la Gran Turismo.

c 600 sport david traseraBusqué en Madrid, en pleno mes de agosto, las horas y calles con el trafico denso para poner a prueba la agilidad urbana de este megascooter y la verdad es que descubrí que se mueve con soltura, entrando con una manejable naturalidad entre los coches parados.
Sin embargo, saliendo después al extrarradio es donde pienso que a este C 600 Sport se le puede sacar aun su mejor partido, allí, incluso, su peso parece reducirse en las curvas rápidas, cambiando de dirección con la facilidad y precisión de una estrecha motocicleta bicilíndrica.

Motor
El motor transmite principalmente dos conceptos: Progresividad y Plenitud.
Efectivamente, este 600 cc, se siente con una progresividad constante, uniforme y mantenida desde cero hasta su velocidad máxima. Una de las virtudes más valiosas que se pueden esperar en un vehículo urbano o interurbano.
Al mismo tiempo, este propulsor de dos cilindros en línea, 8 válvulas y doble árbol de levas, se siente lleno desde el ralentí hasta las 7.500 rpm de su franja roja. Empuja para salir catapultado de cada semáforo con aceleración de sobra como para dejar detrás a la jauría de cuatro ruedas que arrancará siempre a nuestra espalda sin necesidad de estar atentos al semáforo como un piloto de MotoGP. Pero no sólo eso, el empuje del C 600 Sport se mantiene lleno por encima de los 100, de los 120 y así hasta los 175 por hora, a los que está limitado, con la misma sensación de plenitud.

c 600 sport farosUn motor absolutamente predecible desde los primeros kilómetros de contacto. ¿Se puede ofrecer mayor facilidad y comodidad a la hora de conducir?

Ergonomía
A parte de esa particular comodidad que ofrece su motor, el G 600 Sport ofrece la misma sensación en todo su conjunto, con una posición cómoda para el conductor, como ya hemos comentado, y también para el pasajero, con una plaza lo suficientemente espaciada como para hacer trayectos más allá da la propia concepción interurbana que sugiere este mega scooter. Además cuenta con un espacio desplegable y muy práctico (Flex Cas) debajo del asiento para guardar un segundo casco.

bmw c 600 sport cuadro instrumentos

Frenada
Antes de subirme en esta nueva creación de BMW, ya me había llamado la atención el doble disco de 270 mm con pinzas flotantes de doble pistón, también en el trasero de la misma medida, pero además de ello, en la llamativa horquilla invertida que suspende el tren delantero. Con un conjunto así no se puede esperar otra cosa que una frenada potente y progresiva a la vez (dos calificativos que, en su combinación, marcan la esencia de una excelente frenada), noble y dosificable, como así pude comprobar. Si además, a esas cualidades, le añadimos un ABS de última generación…
En cuanto al freno trasero, decir, en primer lugar, que el software del ABS permite morder el disco con la suficiente eficacia, y sólo interviene si somos bruscos o si pisamos una franja inesperada y resbaladiza. En segundo lugar, este freno trasero se siente con un poder semejante al delantero y puede que incluso superior, en el caso de algún futuro usuario, por su costumbre urbana de circular entre los coches y driblarlos cuando están parados o casi parados.

c 600 sport cas cerrado

bmw c 600 sport cas abierto

c 600 sport cas cerrado









Consumo

Un dato muy a tener en cuenta tratándose de un vehículo urbano, interurbano, pero sobre todo cotidiano. La capacidad del depósito es de 16 litros con una reserva de 4. Como cabría pensar para un motor tan grande con transmisión por variador, o similar, el consumo se mueve en unas cifras muy distantes, según el ímpetu o el sosiego con el que se conduzca. Así, yéndonos a un extremo y llevando el C 600 Sport a fondo, con una conducción apresurada y exigente, su consumo llegó a alcanzar una cifra de nada menos que 7,7 litros a los cien. En cambio, conduciendo de una manera más moderada, y no por ello menos ágil y práctica, el consumo se mantuvo por debajo de los 5,5 litros, llegando incluso a disponer de una autonomía de más de 300 km, un verdadero lujo con las modas actuales, que van recortando inexplicablemente esta virtud, a veces vital tratándose de una moto.
Lo cierto es que, en líneas generales, el consumo de este mega scooter resulta bastante comedido, teniendo en cuenta su tamaño, peso (249 kilos con todos los llenos) y prestaciones (60 Cv y 66 Nm de par).

bmw c 600 sport guanteras

Una comparación inevitable
Antes de rematar con ninguna conclusión, me topo con una pregunta que me van a hacer, que ya me han hecho casi antes de recoger la unidad del C 600 Sport sobre la que he hecho este trabajo. Una pregunta que seguro está en la mente de muchos lectores.
¿Cómo es este BMW en comparación con el que ha sido hasta ahora el coco de los scooter?
Básicamente, diremos que la aceleración del alemán es algo más suave que la del japonés, pero que muestra una mayor proyección cuando se alcanzan velocidades más altas. Y en las curvas más cerradas el T-max 530 gana por la mínima en agilidad, sobre todo en la entrada y sobre todo al cambiar de dirección en estos radios más cortos; por el contrario, cuando el radio de la curva se expande y hablamos de virajes en autopista, el scooter japonés se muestra algo más nervioso mientras que el C 600 Sport ofrece el excelente aplomo que ya hemos comentado.
En mi particular opinión, BMW ha logrado hacer un scooter que nada tiene que envidiar al T-max 530, al que incluso supera en algunos aspectos con un precio muy semejante.

c 600 sport cantilever

Pegas
1.- Se echa en falta una cerradura en cada una de las guanteras.
2.- Al girar a tope llegas a golpearte las manos con los espejos.

Precio

10.900€ incluyendo el ABS de serie.

-Paquete alta gama 920€. Incluye:
Asiento calefactable para conductor y pasajero
Intermitentes leds blancos
Luces diurnas de led
Puños calecfactables
RDC control de presión de neumático
.
-Alarma como extra aparte 230€


Colores
Azul cósmico metalizado mate
Negro zafiro
Plata titanio metalizado

Conclusión
La marca alemana ha conseguido una moto muy competitiva en esta franja cada vez más poblada de los megascooter con un consumo discreto y unas prestaciones estratosféricas, equipada con una parte ciclo en la que no se ha escatimado ni en recursos ni en detalles y dotada de un motor de altas prestaciones con el que los desplazamientos diarios al trabajo podrán ser cada vez más largos, cómodos y ágiles.
Un scooter que sin duda va a dar mucho de qué hablar en los próximos meses dentro del segmento de los mega scooters.


DPS