Prueba BMW G 310 R – Lógico punto de partida

Escrito por José Ángel, José María el .

Índice del artículo

BMWG310R 32

Kustom Biker: José Angel Lorenzo

Ficha: 45 años, 74 kilos, 1,70 m

Nivel: Adicto a la Kustom Kulture y a los kilómetros sobre hierros.





Personalmente me llamaba mucho la atención la nueva moto que BMW Motorrad ha creado y que representa una especie de escalón de entrada a la marca, algo que no es muy habitual en BMW, al menos estos últimos años. Sus motos son creaciones imponentes, sin la necesidad de que haya en el catálogo un modelo que sea claramente una iniciación a nada. De su fábrica salen motos con un marcado carácter y cada uno debe encontrar el modelo que se adecua a sus necesidades y experiencia.

Por ejemplo, si abordamos el sector de las Naked, tienes la F800R, una moto muy racional, versátil y de trato asequible, pero con su alegría si le retuerces la oreja, una moto muy inteligente, pero con sus alrededor de 90 cv se hace necesaria su limitación para los moteros de nueva creación legal.

BMWG310R 47

Tienes dos posibilidades, generalmente la decisión final viene condicionada por motivos económicos, por un lado comprarte la que será tu moto definitiva y por tanto con la premisa de limitarla para luego y cuando la legalidad te lo permita, quitarle el ahogo que resta caballos al motor. Sea como fuere, tendrás una moto que ha sido creada para tener una serie de características que no serán tales durante dos años. Aquí te haré una pequeña reflexión, te has comprado una moto para limitarla y luego “deslimitarla”, pensando en que será tu moto definitiva, al menos durante unos cuantos años, seamos sinceros, si hay un sector que cambia de modelo con tremenda facilidad es el de los motoristas, por lo que es posible que hayas circulado durante un par de años con una moto capada y luego a lo mejor otro par más con ella sin capar, con el run run en tu cabeza que tal vez quieres otra cosa, tal vez algo más, tal vez otro estilo, tal vez... lo que sea, amiguito, amiguita, el veneno de las dos ruedas es intenso y caprichoso.

Y ahora me dirás ¿a dónde demonios quieres ir a parar?, pues a que simplemente contemples la posibilidad de hacerte directamente con un modelo pensado para el carnet que tienes, un modelo cuya parte ciclo, peso y dimensiones son las adecuadas para la experiencia que tienes. Después de esos dos años ya veremos, pero piensa que en los dos casos que te planteo el cambio de moto existe igual.

BMWG310R 19

Lo primero que me sorprendió es que la G310R no es tan pequeña, no es una motito, sus dimensiones no difieren de una manera brutal de una F800R, lo decimos con conocimiento de causa porque en parte de nuestras pruebas íbamos intercambiando su pilotaje con una 800.

El motor monocilíndrico de 34 cv gira con mucha alegría, sin estridencias, sin vacíos ni patadas, es muy sencillo, debes tener claro que llevas la potencia que llevas y basándote en eso te sorprende lo elástico que es, para los más delicados, yo vengo de un mundo en el que las motos vibran y se mueven, la G310R muestra ciertas vibraciones al altas rpm, para mí nada, pero yo tengo callo.

La combinación eficacia por curva, ligereza y elasticidad del motor te puede hacer creer que llevas más chicha de la que en realidad cabalgas, me pasó que acometí algún adelantamiento en carretera para el que fui demasiado optimista, tira lo que tira.

BMWG310R 21

La maneta me resultó agradable, suave pero sin caer en un efecto esponjoso, la caja de cambios tiene un accionamiento correcto y agradable, no se quedaba atrás a la hora de afrontar la gran agilidad de ritmo que puedes alcanzar en un terreno revirado, tal vez los frenos me parecieron un pelín más justos, no tanto por eficacia, no me faltó frenada en el monodisco delantero, pero sí me dejó un pelín de duda en el rendimiento, en cuanto a que la sometimos a mucha tralla en un día de mucho calor y el tacto de la maneta parecía ablandarse levemente.

Sinceramente, la principal sorpresa que me ha ofrecido la BMW G310R es que no da sorpresas, no sorprende por ser un bicho, pero tampoco por quedarse especialmente corta, no sorprende por ser puntera en nada, pero no te dejará vendido en parámetros de seguridad.

Como la cabra tira al monte una de las cosas que más me ha sorprendido es su chasis tubular, solución que siempre se ha mostrado muy impactante al ojo, limpiarla de plástico y dejarla desnudo ofrece una customización final que seguro alguien sabrá aprovechar, pues dicho y hecho, como ya publicamos en su momento tenemos una de las primeras transformaciones sobre la base de la G310R, no podía ser de otra manera que dicho trabajo viniera de Japón, y es que por aquellas tierras la nueva BMW ha calado hondo.

BMWG310R 49

En Japón este tipo de motos siempre tienen una fácil expansión, gustan los modelos ágiles y ligeros y en Wedge Motorcycles, el proyecto de Takashi Nihira, rápidamente vieron a la G310R como una magnífica Tracker y así la presentó, dan ganas de meterse en un donut de tierra con ella.

BMWG310R 61

El objetivo de Nihira era crear una motocicleta que siguiese el estilo de customización americano y lograr el resultado de una moto como las que se utilizan en las carreras de dirt track.

No deja de ser otro campo más en una moto que BMW ha lanzado como una clara apuesta por abrirse paso a todo tipo de mercados, incluso en los que nadie se imaginaba que podía entrar.

BMWG310R 07
Continúa con la ficha técnica.

Artículos relacionados