Prueba BMW G 310 R – Lógico punto de partida

Escrito por José Ángel, José María el .

Índice del artículo

Prueba de Moto- La G 310 R es la opción de BMW para iniciarse en las motos grandes tras obtener el permiso A-2. Tiene todos los atributos que la hacen ideal para ello: Ligera, baja, fácil, suave, una parte ciclo muy sobrada y un motor que permite alegrías. Una moto que aconsejamos a quien se inicia antes que una moto limitada de mayor peso y dificultad de manejo. (Sigue leyendo)

BMWG310R 29

La R es el primero de los modelos de una gama pensada, aunque no solo, como moto de iniciación para quien accede al A2 o para quien tiene años de carnet pero no lo ha usado y quiere ahora desempolvarlo. El siguiente modelo de la gama, ya anunciado aunque aún no disponible en los concesionarios, es la G 310 GS, como se deduce de su nombre, un modelo con la misma base pero orientado a un uso polivalente asfalto / off-road.

El diseño y control de calidad es 100% BMW, pero se fabrica en India por TVS Motor Company, lo que consigue un precio muy competitivo y unos acabados dignos de la marca bávara.

Equipa un nuevo motor monocilíndrico de 313 cc  que proporciona unos alegres 34 cv a 9.500 rpm y un par de 28 Nm a 7.500 rpm lo que unido a su peso inferior a los 160 Kg. la deja holgadamente dentro de lo admitido en el A-2.

Los elementos de la parte ciclo de la moto, están por encima de lo necesario para gestionar esta potencia. Chásis, horquilla invertida con barras de 41 mm, amortiguador y basculante tienen un aspecto muy robusto.

La amortiguación solo puede regularse en precarga, pero ninguno de los que hemos colaborado en esta prueba hemos echado de menos más posibilidades gracias al buen ajuste de fábrica.

BMWG310R 06

Los neumáticos son de medidas 110/70-17 y 150/60-17.

Tiene un solo disco delantero, pero de 300 mm y mordido por pinzas de anclaje radial de 4 pistones, sobrado para parar la G 310 con seguridad. El disco trasero es de 240 mm y como todas las BMW, incorpora ABS de serie.

Sus dimensiones contenidas con una longitud que apenas sobrepasa los 2 metros un peso de 158 kilos en orden de marcha y una gran facilidad para llegar al suelo gracias a los 785 mm de altura y estrechez de su asiento la hacen muy asequible para los pilotos mas inexpertos.

BMW la ofrece en 3 colores: Negro cósmico, azul estrato (el que ves en las fotos) y blanco perlado.

BMWG310R 13

Su precio es de 5.100€ y puedes acceder a ella a través del plan Select pagando menos de 1.000€ de entrada y 75€ al mes durante dos años para pensar al cabo de ese periodo si te la quedas por 2.770€ o la utilizas como entrada para un modelo superior. Esta opción parece pensada para facilitar la transición a una moto de mayor potencia justo al cumplir los dos años de espera para poseer el A.

Te contamos las impresiones que hemos sacado de ella un kustom biker cada vez mas polivalente en sus gustos y un rutero empedernido.


 BMWG310R 33


Probador
: José María Hidalgo

Ficha Técnica: 63 años, 85 kilos, 1,83m

Nivel: Rutero, sufridor de atascos, adicto a las carreteras de montaña, aficionado a las tandas en circuito.





Mi primera impresión es la de que es una auténtica BMW por la calidad de sus acabados y el aire de familia que recuerda a la roadster mas deportiva del fabricante alemán, la S 1000 R.

Todos los detalles son de buen gusto sin que se aprecien demasiados compromisos con el precio de venta. Incluso el hecho de llevar un solo disco delantero está justificado, con sus pinzas radiales de anclaje radial de 4 pistones no hace falta más para una moto de 34 cv. 158 kilos y una velocidad máxima de 143 km/h. Curioso lo de la velocidad máxima ya que he visto bastante más en el velocímetro y no me parecía que fuera muy mentiroso.

Si tengo que ponerle una pega a su estética, me decido por criticar su escape que, para mí, desentona del buen gusto con que está diseñado el resto, demasiado aparatoso.

BMWG310R 10

Subirte en ella te permite ver lo fácil que se llega al suelo, es una moto accesible a cualquier talla y muy fácil de manejar en parado. La habitabilidad es muy buena, a pesar de lo pequeña que parece, con mis 1,83 me he sentido muy cómodo desde el primer momento y en trayectos de un par de centenares de kilómetros no he necesitado más espacio.

La postura es típica de las Roadster de BMW, manillar muy accesible, anchura media con buen compromiso entre manejabilidad y comodidad y reposapiés ligeramente retrasados para conseguir una postura deportiva y relajada a la vez.

El cuadro es funcional y de diseño agradable, con dígitos definidos y de tamaño muy legible. La información es completa, siempre tienes presente la hora, marcha engranada, velocidad, revoluciones y nivel de combustible además de uno y solo uno de estos datos: Odómetro general, Kilómetros restantes de autonomía, distancia recorrida, consumo medio, consumo instantáneo, temperatura y alguno más. Como pega, indicar que para cambiar esa información hay que quitar la mano del manillar, aunque no me parece criticable en una moto de 5.000€ ya que hay motos de precio muy superior que tienen el mismo inconveniente.

BMWG310R 51

Las manetas, de muy buen aspecto, no son regulables en distancia, pero para mi gusto (prefiero que no estén muy alejadas) perfectamente situadas.

Arranca con facilidad, tanto en frío como en caliente, con un ruido poco excitante que, sin duda, se puede calificar de discreto.

El embrague es “mantequilla” necesita muy poca fuerza, es muy suave de accionamiento y progresivo al soltar. Las marchas se van engranando con facilidad sin mucho recorrido de palanca y el motor tiene par desde abajo, lo que hace fácil y agradable su uso en ciudad.

En ciudad, con tráfico denso, creo que es la mejor moto que he llevado, muy ligera, muy fácil de manejar, ágil en los cambios de dirección, con muy buena entrega de motor y mucha facilidad para caracolear entre coches por sus contenidas dimensiones.

El freno delantero no tiene un primer golpe de maneta contundente, pero para la moto muy bien sin tener que hacer mucha fuerza. El trasero es efectivo y permite hacer entrar el ABS a voluntad, por cierto con un funcionamiento rápido a la hora de soltar/frenar/soltar y que no da sensación de alargar demasiado la frenada.

BMWG310R 20

Los retrovisores ofrecen una muy aceptable visibilidad con la ventaja de que no aumentan ni un ápice la anchura del manillar, facilitando avanzar en los atascos.

La pata de cabra es robusta y estable y el sistema de bloqueo fácil de utilizar.

Atravesando Madrid en las horas centrales del día a mediados de Julio, no he sentido el calor del motor, lo que es muy de agradecer.

La única pega digna de mención es una cierta dificultad para encontrar el punto muerto, tanto bajando desde segunda como subiendo desde primera aunque a partir del segundo día, con más práctica, lo encontraba bastante mejor, en cualquier caso, obliga a ser preciso en el movimiento.

BMWG310R 04

La ciudad es uno de sus terrenos favoritos, en el que destaca muy por encima de la media..

En las autovías periféricas, demuestra tener motor suficiente para ir más rápido que el tráfico automovilístico, lo que redunda en la seguridad de su piloto. El motor tiene un rango de utilización amplio ya que proporciona par desde 2.000/2.500 rpm y se puede estirar hasta las 10.000. Para su cilindrada mantiene una buena aceleración sin baches de potencia y sin brusquedades.

De viaje
Una 300 no está pensada como una moto viajera, pero nadie te impide utilizarla para este fín, manteniendo cruceros aceptables y sin querer transportar mucho equipaje no es nada descabellado.Según BMW su velocidad máxima es de 143 Km/h aunque hemos visto en más de una ocasión cifras cercanas a los 160 en el marcador, imagino que por error del velocímetro y en alguna cuesta abajo pero mi impresión ha sido que corría más de lo anunciado.

Oyendo el motor yo me decidiría por cruceros de entre 100 y 120 km/h de marcador,  cifras a las que no se nota forzado.

Lo cierto es que pasando de 100 km/h empiezan a notarse las vibraciones del monocilíndico en manos y depósito. Estas vibraciones van aumentando con la velocidad y empiezan a ser molestas a partir de 120. La G310R permite mantener cruceros de 140 de marcador (unos 130 o poco más reales ) pero las vibraciones ya se hacen bastante incómodas y su piloto acabará decidiendo bajar 20 o 30 km/h el ritmo.

Manteniendo velocidades no superiores a las máximas legales  en cada tipo de carretera no he tenido ningún problema ni incomodidad haciendo un par de etapas de 200 km y me he ratificado en que mis 1,83 no son problema para ir a gusto en su asiento ni notar molestias por la flexión de las piernas incluso yendo con los pies apoyados en su parte delantera para evitar rozar en inclinaciones importantes. El asiento no me permite mucho movimiento en sentido longitudinal, pero si gran facilidad para moverme lateralmente. La forma del asiento del conductor hace que vayas con la parte posterior apoyada en el resalte trasero, incrementando la comodidad.

BMWG310R 43

La G 310 R tiene un depósito de solo 11 litros, pero tampoco esto es un problema ya que consume muy poco. No hemos probado su consumo a ritmo constante de viaje pero, por lo que ahora os cuento, me creo perfectamente consumos inferiores a los 3,5 litros a los 100 Km (BMW anuncia 3,33 a una velocidad constante de 100 Km/h).

Las medidas de consumo las hemos hecho en ruta por carreteras nacionales, secundarias y de montaña acompañando a un 800 llevada por un piloto solvente, para seguir su ritmo hemos llevado el motor de la G 310 R en regímenes altos casi constantemente. En el primer repostaje ha encendido la reserva con 192 Km (el indicador de autonomía restante marcaba 65 km) y hemos puesto 7,76 l de gasolina a los 193 km con un consumo de 4,0 l/100Km. En el segundo repostaje, con una ruta aún más exigente, hemos comprobado un consumo de 4,2 l/100 que consideramos se acerca al máximo obtenible. La G 310 R nos garantiza autonomías de 250 km en el peor de los casos y de más de 300 km a ritmo de viaje.

A pesar de lo que me he extendido en este punto, los viajes no deben ser el principal cometido de este modelo, sin embargo sí divertirnos con ella en carreteras de montaña. 34 cv no son muchos, pero si suficientes para ir rápido en este tipo de carreteras en que las curvas lentas y enlazadas se suceden. Una moto de ciento cincuenta y tantos kilos se desenvuelve como pez en el agua en este terreno y la G 310 R tiene todos los atributos para rendir a alto nivel: Un chasis preciso, unas suspensiones muy bien taradas que suponen un buen compromiso para terrenos variados, frenos suficientes, ligereza y agilidad. Puedes entrar en la curva tan rápido o más que con motos superiores en potencia, mantener un paso por curva superior y solo perderás algo en la salida pos su menor aceleración, aunque si apuras marchas, no te faltarán sensaciones. Además, la carretera no es para competir si no para divertirte y eso lo he conseguido constantemente con ella. Su ligereza da unas sensaciones fantásticas en cada cambio de dirección y a lo largo de toda la curva. A la rueda delantera no le falta precisión y trazas por dónde has planeado sin correcciones. El motor es lo menos brillante, pero tiene un funcionamiento lineal, sin saltos desde 3.000 a 10.000 rpm y llevándolo arriba da una impresión muy deportiva que te hace sentir que estás pilotandola y no solamente montando en ella.

BMWG310R 27

Para el A2 es más que recomendable, iba a explicar el porqué la recomendaría antes que una 600/800 limitada, pero he visto que José Angel lo ha expresado muy bien en su parte. Estoy totalmente de acuerdo con él, iniciarse con una moto pesada o en la que no llegas bien al suelo es un error. Por otra parte ¿Es una, por poner un ejemplo de la misma marca, F800R limitada más fácil de llevar que una F800R sin limitar? yo creo que no.

Conclusiones: La G 310 R es una moto con componentes sencillos pero de calidad, muy buenos acabados y un peso y tamaño accesibles para cualquiera. Ideal en ciudad, perfecta para el día a día, divertida en conducción deportiva y mas que recomendable para iniciarse con la máxima facilidad en las motos grandes. Solo la afean las vibraciones a partir de 100/110 Km/h, quizás lógicas en un monocilíndico, pero que merecerían una revisión en posteriores versiones.

Os dejo con la opinión de nuestro kustom biker, cada vez mas abducido por las naked deportivas.

BMWG310R 32

Kustom Biker: José Angel Lorenzo

Ficha: 45 años, 74 kilos, 1,70 m

Nivel: Adicto a la Kustom Kulture y a los kilómetros sobre hierros.





Personalmente me llamaba mucho la atención la nueva moto que BMW Motorrad ha creado y que representa una especie de escalón de entrada a la marca, algo que no es muy habitual en BMW, al menos estos últimos años. Sus motos son creaciones imponentes, sin la necesidad de que haya en el catálogo un modelo que sea claramente una iniciación a nada. De su fábrica salen motos con un marcado carácter y cada uno debe encontrar el modelo que se adecua a sus necesidades y experiencia.

Por ejemplo, si abordamos el sector de las Naked, tienes la F800R, una moto muy racional, versátil y de trato asequible, pero con su alegría si le retuerces la oreja, una moto muy inteligente, pero con sus alrededor de 90 cv se hace necesaria su limitación para los moteros de nueva creación legal.

BMWG310R 47

Tienes dos posibilidades, generalmente la decisión final viene condicionada por motivos económicos, por un lado comprarte la que será tu moto definitiva y por tanto con la premisa de limitarla para luego y cuando la legalidad te lo permita, quitarle el ahogo que resta caballos al motor. Sea como fuere, tendrás una moto que ha sido creada para tener una serie de características que no serán tales durante dos años. Aquí te haré una pequeña reflexión, te has comprado una moto para limitarla y luego “deslimitarla”, pensando en que será tu moto definitiva, al menos durante unos cuantos años, seamos sinceros, si hay un sector que cambia de modelo con tremenda facilidad es el de los motoristas, por lo que es posible que hayas circulado durante un par de años con una moto capada y luego a lo mejor otro par más con ella sin capar, con el run run en tu cabeza que tal vez quieres otra cosa, tal vez algo más, tal vez otro estilo, tal vez... lo que sea, amiguito, amiguita, el veneno de las dos ruedas es intenso y caprichoso.

Y ahora me dirás ¿a dónde demonios quieres ir a parar?, pues a que simplemente contemples la posibilidad de hacerte directamente con un modelo pensado para el carnet que tienes, un modelo cuya parte ciclo, peso y dimensiones son las adecuadas para la experiencia que tienes. Después de esos dos años ya veremos, pero piensa que en los dos casos que te planteo el cambio de moto existe igual.

BMWG310R 19

Lo primero que me sorprendió es que la G310R no es tan pequeña, no es una motito, sus dimensiones no difieren de una manera brutal de una F800R, lo decimos con conocimiento de causa porque en parte de nuestras pruebas íbamos intercambiando su pilotaje con una 800.

El motor monocilíndrico de 34 cv gira con mucha alegría, sin estridencias, sin vacíos ni patadas, es muy sencillo, debes tener claro que llevas la potencia que llevas y basándote en eso te sorprende lo elástico que es, para los más delicados, yo vengo de un mundo en el que las motos vibran y se mueven, la G310R muestra ciertas vibraciones al altas rpm, para mí nada, pero yo tengo callo.

La combinación eficacia por curva, ligereza y elasticidad del motor te puede hacer creer que llevas más chicha de la que en realidad cabalgas, me pasó que acometí algún adelantamiento en carretera para el que fui demasiado optimista, tira lo que tira.

BMWG310R 21

La maneta me resultó agradable, suave pero sin caer en un efecto esponjoso, la caja de cambios tiene un accionamiento correcto y agradable, no se quedaba atrás a la hora de afrontar la gran agilidad de ritmo que puedes alcanzar en un terreno revirado, tal vez los frenos me parecieron un pelín más justos, no tanto por eficacia, no me faltó frenada en el monodisco delantero, pero sí me dejó un pelín de duda en el rendimiento, en cuanto a que la sometimos a mucha tralla en un día de mucho calor y el tacto de la maneta parecía ablandarse levemente.

Sinceramente, la principal sorpresa que me ha ofrecido la BMW G310R es que no da sorpresas, no sorprende por ser un bicho, pero tampoco por quedarse especialmente corta, no sorprende por ser puntera en nada, pero no te dejará vendido en parámetros de seguridad.

Como la cabra tira al monte una de las cosas que más me ha sorprendido es su chasis tubular, solución que siempre se ha mostrado muy impactante al ojo, limpiarla de plástico y dejarla desnudo ofrece una customización final que seguro alguien sabrá aprovechar, pues dicho y hecho, como ya publicamos en su momento tenemos una de las primeras transformaciones sobre la base de la G310R, no podía ser de otra manera que dicho trabajo viniera de Japón, y es que por aquellas tierras la nueva BMW ha calado hondo.

BMWG310R 49

En Japón este tipo de motos siempre tienen una fácil expansión, gustan los modelos ágiles y ligeros y en Wedge Motorcycles, el proyecto de Takashi Nihira, rápidamente vieron a la G310R como una magnífica Tracker y así la presentó, dan ganas de meterse en un donut de tierra con ella.

BMWG310R 61

El objetivo de Nihira era crear una motocicleta que siguiese el estilo de customización americano y lograr el resultado de una moto como las que se utilizan en las carreras de dirt track.

No deja de ser otro campo más en una moto que BMW ha lanzado como una clara apuesta por abrirse paso a todo tipo de mercados, incluso en los que nadie se imaginaba que podía entrar.

BMWG310R 07
Continúa con la ficha técnica.

La ficha técnica de la G 310 R extraída de la web de BMW Motorrad España:
Ficha
Continúa con la galería de fotos.

FOTOS DE LA G 310 R:


Artículos relacionados