Mono Danrow Competición

Escrito por Tomás Pérez el .

Índice del artículo

Un repaso detallado al milímetro de este equipo para pilotos tan especializado. Además, Super7 ha realizado sobre él la prueba más condundente y eficaz que se puede concebir (Leer reportaje).

IMG 9277


 

IMG 9263

 


Probador: Tomás Pérez

Ficha Técnica: Peso 100 kilos, Altura 1,91m, Edad 54 años

Nivel: Subcampeón 2.012 Categoría Twin del campeonato Mac90





Voy a tratar de escribir este pequeño reportaje sin que al final resulte al lector un mero prospecto publicitario de la prenda tan especial que describe. Vaya por delante que resultará complicado, dadas las excelencias, en todos los aspectos, de este espectacular mono de competición.
Antes de hablar del propio mono en sí, sirvan de introducción dos puntualizaciones sobre la marca:
Una, que su ceñida variedad de productos se encarga a medida y bajo pedido. Y dos, que Danrow es en la actualidad la marca que viste a más pilotos en las parrillas del CEV y una de las más comunes en el Mundial de Motociclismo.

 

IMG 9273El Mono en Parado

Casi veinte años dedicados exclusivamente a vestir de seguridad y comodidad a los pilotos dan como resultado un producto de lo más especializado, si no el que más, del mundo de la velocidad. La selección de la piel, de bovino en el caso de este mono (existe la opción de canguro auténtico, sin imitaciones), curtida en Italia; las costuras de estudiada elaboración, duplicadas y triplicadas estratégicamente en las partes de la prenda más expuestas a la tracción; el propio hilo que las compone, traído, después de buscarlo y seleccionarlo entre mil tipos, desde Alemania, y, usando además el de Kevlar puro en las partes expuestas a la máxima abrasión. La estructura, la densidad y la milimétrica ergonomía de cada protección interior, importada desde Italia y pasada por la consiguiente homologación europea, lo mismo que las exteriores, esculpidas en titanio. El ajuste con velcro ceñido a las muñecas y tobillos, y llegando hasta el tejido elástico de las caras interiores, verdadero paradigma de comodidad resistencia y elasticidad, que se elabora en Suiza con compuesto de kevlar. Las cremalleras firmadas con la impronta de calidad que deja la marca YKK; incluso para las propias deslizaderas, se ha recelado de tanto producto a bajo precio, con marca del lejano Oriente, y se ha confiado en la industria europea.

El Mono Danrow puesto

La primera prueba es la propia puesta del mono, enfundárselo en el cuerpo. Es sorprendente con qué facilidad se desliza desde los pies hasta el cuello. Incluso nos lo podemos ajustar nosotros mismos sin ninguna ayuda, aplicando tan sólo con un poco de práctica en estas tareas, una mínima habilidad. Y eso, hablando sin contar con el previo ajuste a nuestro cuerpo de un soto mono, porque, si fuera así, todo nuestro físico se deslizaría dentro del mono Danrow, de una sola pieza y hecho a medida, con una suavidad de seda. Si no fuera por tratarse de la mera puesta de una prenda, o un equipo, diría que se trata de un auténtico placer.
Bien. Una vez puesto, los estiramientos y flexiones que acostumbramos a practicar para buscar un acople perfecto, en el caso del Danrow de competición, no pasan de ser más que una mera liturgia –como la que exhiben algunos de los pilotos más célebres*- a modo de bálsamo sicológico, gesto o desahogo de la tensión previa que siempre acumulamos en los boxes antes de salir a pista.
Puesto en pie y camino de la moto, no tienes la sensación, en absoluto, de ir vestido de piloto, sino más bien la de un cotidiano deportista, más próximo al obsesivo paseante urbano en el que se han convertido nuestros padres y abuelos en los últimos años que al arriesgado velocista.

El caso de Rossi erguiéndose al completo de pie sobre los estribos para tirar hacia abajo, pellizcando el trasero del mono, mientras transita por el pit line para salir a pista por primera vez.

Artículos relacionados