Ginés Guirado, una visión de El Mundial de ayer y de hoy desde su trastienda.

Escrito por Tomás Pérez el .

Índice del artículo

001

Entrevistamos a Ginés Guirado, un carismático personaje presente
durante más de tres décadas en los entresijos de El Mundial, viviendo
diferentes y diversas facetas siempre dentro del paddock.
 
 
Bajo la fachada de El Corte Inglés de Diagonal me encuentro con un
hombre serio hasta la misma sequedad que había adivinado antes por
teléfono. Monosílabos y expresiones ajustadas constituyen sus respuestas,
las primeras frases que cruzamos en el encuentro. Sin embargo, después de
identificarme como un tipo que conoce y maneja con naturalidad las claves
de su generación subida en una moto, no puede impedir que una chispa
de complicidad se encienda en su mirada. Se muestra entonces como el
personaje divertido con un fuerte aderezo de picardía que intuía.
La alopecia que perfila la azotea de su rostro no es de ayer, tampoco de
antes de ayer; en cambio la novedosa desnudez que resalta bajo su nariz me
hace echar en falta un bigote sempiterno que imprimió carácter al personaje
que retenía en mi memoria. Me pregunté entonces si tal vez la afeitadora
no se habría llevado su energía como la de Sansón trasquilada por Dalila.
Tres frases más tarde y dos comentarios después, compruebo que no es así,
que es el de siempre: el técnico temperamental con su punto de gracia que
un día lo fue, por ejemplo, de un Cardús acariciando El Mundial de dos y
medio como la pinza de esas máquinas de monedas, que jamás hace presa
sobre ninguno de los reclamos hacinados en el fondo de su pecera.
 

Artículos relacionados

UA-30793892-1

Nuestra página usa cookies para poder mejorar la experiencia de usuario. Para saber más sobre las cookies de Super7 y cómo eliminarlas echa un ojo a nuestra Politica de privacidad.

Ok

EU Cookie Directive Plugin Information