Prueba de la Kawasaki Vulcan S: La vieja Nueva Escuela

Escrito por Jesús Sanz y José Angel Lorenzo el .

Índice del artículo

Los japoneses han hecho una pequeña revolución con la nueva Vulcan, han hecho una Custom totalmente nueva que supone ciertas sorpresas, o tal vez no, nosotros la hemos probado y hablamos sobre lo que nos ha parecido. (Sigue Leyendo).

Vulcan40

Los ciclos de la vida, os creéis que no están en todos los ámbitos pero sí, pueden aparecer como un ‘dejà vu’, una colisión en tus neuronas, un regrabado sobre aquellas cintas de cassette que a veces dejaban lagunas sobre las que no habías reescrito tu banda sonora y te encontrabas con una antigua canción cuando reproducías todas las vueltas.

2008 kawasaki vulcan 500 18w

Pues Kawasaki completa un ciclo con la nueva Vulcan, tras una vuelta al ruedo del Custom durante los últimos años nos presenta de nuevo una moto que es un aparato con forma de Custom pero con un motor que nada tiene de ello. Exactamente como ocurrió hace unos cuantos años cuando en 1990 creó una Vulcan 500, era 500 porque lo que hizo fue montar el mismo motor que llevaba la GPZ 500, aquella divertida Kawa y que fue una auténtica escuela.

kawasaki vulcan 500 5 600x0w

Pues nada, los japoneses han vuelto a recuperar la receta, tienen un par de modelos superventas como son la Versys y la ER6, ambas comparten un propulsor que no hace más que darles alegrías, de este modo tocando renovar la Vulcan 900 nada mejor que aderezar un poco la ‘vieja pero nueva escuela’.

Jesús y yo nos dedicamos a rodar con ella durante unos cuantos días, intercambiar motos, perder el tacto para volver a recuperarlo, poner la mente en blanco y asimilar que clase de hierro teníamos entre manos y piernas. Al final de una de aquellas jornadas de kilómetros, risas y fotos nos tomamos unas cervezas en un rincón apartado del mundo situado en medio de la bullicie de la ciudad, una contradicción como nosotros mismos o como tal vez esta moto. El caso es que nos descubrimos charlando sobre lo que nos pareció la nueva Vulcan.

Pilla una cerveza y siéntate con nosotros.